Escucha esta nota aquí

Su infierno personal ya pasó. El menor que fue golpeado por su padrastro ahora está a salvo. Lo protegen unos familiares, por parte de madre, que desconocían de los abusos al que era sometido. Apoyado por sus seres queridos y el equipo profesional de la Defensoría de la Niñez, testificó este domingo contra su agresor. De forma clara el niño confirmó las investigaciones que daban por hecho la violencia en su contra, pero también dijo que extraña a su madre y está preocupado por su seguridad.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Santa Cruz, destaca en sus reportes que el niño es educado y coherente en su conducta.

Es muy educado y no entra en contradicciones”, reveló a EL DEBER una profesional de la Defensoría que atendió al pequeño.

La especialista hizo notar que pese a estar protegido por familiares, el niño está preocupado por la seguridad de su madre y su hermanito.

“Él se siente responsable por la seguridad de su mamá y dice que la extraña mucho”, señalaron desde la Defensoría.

Un certificado forense establece que el menor sufrió agresiones permanentes. Incluso el acusado tiene antecedentes por maltrato familiar por agredir físicamente a su esposa, pero el proceso no avanzó debido al desistimiento de la mujer.

Este caso generó conmoción a escala nacional, es la primera vez que un grupo de vecinos sale en rescate de un niño víctima de abuso. 



Comentarios