(VEA EL VIDEO) El ministro niega la existencia de grupos de choquedel MAS para enfrentarse a quienes cortan la circulación

8 de agosto de 2022, 7:55 AM
8 de agosto de 2022, 7:55 AM

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, minimiza el paro que se inició desde la madrugada de este lunes en Santa Cruz, reportando la existencia de unos 30 puntos de bloqueo con 700 personas movilizadas en la capital cruceña. El departamento cruceño inicia esta jornada un paro de 48 horas contra la postergación, hasta 2024, del Censo de Población y Vivienda.

La autoridad negó la existencia de grupos de choque afines al MAS y sostuvo que la Policía Boliviana empleará el diálogo para garantizar la libre circulación en la capital cruceña.

En todo el departamento existen tan solo 30 puntos de bloqueo, con unas 650 a 700 personas, de más de tres millones de habitantes que tiene el departamento de Santa Cruz, por tanto, la gran mayoría ha ido a sus fuentes de trabajo, han hecho vigilia en los mercados, porque a esta gente nadie le va a perdonar sus créditos, tiene que trabajar y ganarse el pan de cada día”, señaló.

Explicó que dirigentes de los mercados solicitaron custodia de uniformados para abrir sus puertas, similar resguardo se ejerce en instituciones públicas, como el Instituto Nacional e Estadística (INE), para evitar posibles hechos de violencia.

A pesar de lo dicho por el ministro, se observó circulando por distintas zonas de la ciudad a grupos de choque del MAS tratando de desbloquear las vías, incluso algunos golpearon a vecinos que se encontraban en los puntos de bloqueo, mientras que otros atacaron a periodistas que estaban en la cobertura de la jornada de paro.

Sus declaraciones:


La Policía está realizando su trabajo con normalidad, está custodiando mercados, algunas instituciones públicas, que el transporte se desarrolle con normalidad, ese es el trabajo, dar seguridad y que se respeten los derechos de todos los cruceños”, recalcó.

Del Castillo nformó que existen algunas personas arrestadas por circular en estado de ebriedad, pero negó que estuvieran relacionadas con el paro. Asimismo, ratificó que la medida de presión es parcial y la mayoría la población acude a su fuente laboral.

“No existe ningún grupo de choque, si existe alguno es de ellos, que no están de acuerdo con que la gente salga a trabajar. Hemos visto que la gente más humilde no tiene opción, muchos han tenido que salir a pie, el gobernador no piensa en el bolsillo de ellos, en su sufrimiento, hay que solidarizarse con quienes menos tienen, esa es la obligación que tienen las autoridades”, agregó el ministro en conferencia de prensa.