Escucha esta nota aquí

Santa Cruz de la Sierra amaneció con una densa humareda que se percibe desde distintas zonas de la ciudad. Y según la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (Red MoniCA) de la Alcaldía, la urbe registra un parámetro con la presencia de 126 microgramos de partículas contaminantes por metro cúbico, lo que significa que la calidad del aire en el cielo más puro de América está en el rango de 'Malo'.

El responsable del monitoreo de la Calidad del Aire, Diego Rojas, expuso datos que señalan que, cuando la calidad del aire está en el rango de 101 a 150 (Malo), las personas que pertenecen al grupo de riesgo pueden experimentar
efectos negativos en su salud
(alergias y afecciones respiratorias). Sin
embargo, las personas que no pertenecen al grupo de riesgo aún pueden
desarrollar sus actividades normalmente.

En este sentido, se recomienda limitar la exposición prolongada en espacios abiertos y reducción de la actividad física, así como la necesidad del uso de barbijo.Se considera como grupos de riesgo a mujeres embarazadas, niños menores de 5 años, personas de la tercera edad, personas con enfermedad de base y/o afecciones respiratorias (tomen nota los pacientes y recuperados por coronavirus).

Hay tres factores que conllevan a este escenario, según la explicación del gobernador cruceño, Rubén Costas, las cuales se centran en incendios y chaqueos que se registran en tres regiones distintas."La humareda que se ve en la población es por los pastizales que se están quemando en Beni, que son más de 600.000 hectáreas y también lo que llega desde Brasil", enfatizó la autoridad. Estos son dos de los factores.

El tercero responde a los incendios activos, que desencadenaron en 260.000 hectáreas quemadas hasta la fecha en el departamento cruceño, y que obligó a activar la emergencia municipal en las localidades de Puerto Quijarro, San Miguel, San Rafael, San Matías, Camiri y Pampagrande. Además, hay siete incendios forestales activos en San Ignacio de Velasco.

Actualmente, hay 14 incendios activos en el departamento, de acuerdo al último informe de la secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación. Uno de ellos sigue siendo el más crítico en la Reserva Municipal Copaibo (Concepción), donde en las últimas dos semanas se quemaron cerca de 14.000 hectáreas.

Según la secretaria de Medio Ambiente, Cinthia Asín, en lo que va del mes suman 1.575 focos de quema. Las autoridades tienen desplegados equipos y funcionarios que en labor conjunta luchan para mitigar el fuego, cuya labor se complica en zonas boscosas y a lo que se suma el vientos y las altas temperaturas que alcanzaron los 40 grados centígrados.