Escucha esta nota aquí

Juan Pablo Cahuana, corresponsal

Días después de la muerte de cuatro hombres de la localidad de San José de la Frontera, supuestamente a manos de la Policía fronteriza de Brasil que los confundió con narcotraficantes, familiares y ciudadanos del lugar denunciaron que efectivos brasileños llegaron hasta la casa de familiares de uno de los fallecidos.

La situación despertó temor entre los vecinos. En la última jornada se rindieron homenajes a las personas asesinadas y posteriormente se detectó que uniformados, supuestamente del Grupo Especial de Frontera de Brasil (Gefron), llegaron hasta esta localidad fronteriza.

Según testimonios de las personas del lugar, las fuerzas brasileñas llegaron en un vehículo hasta la puerta de la casa de familiares de uno de los asesinados, por lo que ahora piden que las autoridades y la Cancillería tomen cartas en el asunto.

"Estamos totalmente desprotegidos, no sabemos qué pueda pasar mañana. Esto se está tornando más peligroso. Ya no vamos a tener la libertad de salir porque cualquier rato nos van a cazar como animales", dijo uno de los familiares, que no quiso revelar su identidad por miedo a represalias. 


Al respecto, Matías Gil Soriocó, subgobernador de la provincia Ángel Sandóval, llegó hasta el lugar para  tener un reporte actualizado de los hechos y contribuir  a las investigaciones que llevan adelante tanto la Policía como el Ministerio Público.

San José de la Frontera es una comunidad distante a 10 kilómetros de San Matías. Su principal actividad es la ganadería y muchos de los comunarios trabajan como peones en las haciendas del lugar.