Escucha esta nota aquí

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), que dirige el coronel Ángel Morales, desarticuló una red integrada por al menos 10 sujetos extranjeros que operaban en todo el país cometiendo atracos y robos.

Morales, en rueda de prensa, informó que se logró la captura de cuatro ciudadanos de nacionalidad chilena que incluso posaban en fotografías con armas de fuego, las cuales utilizaban para intimidar a sus ocasionales víctimas durante los asaltos.

Tras la detención de los extranjeros, la Felcc evidenció que esta banda delictiva operaba en el país desde el año 2019 con identidades falsas en las que figuraban como bolivianos.

Se les atribuye varios atracos en Santa Cruz, como a la empresa de giros de dinero Western Unión. En Quillacollo (Cochabamba), de forma violenta y realizando disparos, robaron al menos 250.000 dólares a una entidad financiera. 

La Felcc logró frustrar un asalto a un carro de Brinks que transportaba valores a Uyuni (Potosí). Al efecto, pretendían concretar la compra de un fusil AK-47.

Según el informe policial, la banda operaba con armas de fuego e identidades falsas. Dos de los ahora detenidos ya estuvieron presos en una cárcel de Cochabamba por la comisión de atracos.

En Santa Cruz alquilaban dos casas, donde planificaban los asaltos. Una, ubicada en el barrio Equipetrol y otra, en un barrio de la periferia. Se movilizaban en motorizados que tenían en su poder.

El jefe de la Felcc  informó que se trata de una investigación de largo aliento que seguirá adelante hasta lograr la captura de los otros integrantes que permanecen prófugos, pero que están plenamente identificados.



Miembros de la banda delictiva se tomaban fotos mostrando armas

Comentarios