Escucha esta nota aquí

Un informe médico da cuenta que el desmayo que sufrió el médico Hans Bowles, acusado de golpear a su hijastro de 11 años, fue simulado. 

“Al analizar sus signos vitales y examinar las mucosas y su lengua, se certifica que el paciente no presentó dicha convulsión, por lo tanto, se certifica como diagnóstico crisis de ansiedad, provocada por el mismo paciente que se encuentra con todos los signos vitales dentro de la normalidad”, señala el informe médico firmado por el cirujano Daniel Alexander Muñoz Pastor, al que tuvo acceso EL DEBER.

Bowles tiene que enfrentar a la justicia este sábado. La Fiscalía sostiene que el hombre golpeó a su hijastro, un niño de 11 años, que tras pedir auxilio fue rescatado por sus vecinos la noche del miércoles pasado.

Un día después, el galeno se presentó voluntariamente a la Policía. 


Un juez fijó su audiencia para este sábado, pero cuando estaba ingresando al juzgado Bowles cayó al suelo y convulsionó para luego desmayarse, según se evidencia en un video. Este episodio llevó a que no se instale la audiencia cautelar y el presunto agresor sea trasladado a la clínica Ucebol.

Sin embargo, el examen médico puso al descubierto la treta del acusado por lo que la audiencia se instaló en el centro de salud donde fue derivado el imputado, que cambió de abogado. 


Comentarios