Escucha esta nota aquí

Durante más de tres meses los bosques de 27 de 56 municipios de Santa Cruz ardieron en sendos incendios. De acuerdo al informe de la Fundación Tierra, los más afectados fueron 10 municipios situados en la Chiquitania, es decir, San Matías, San Ignacio de Velasco, Concepción, Puerto Suárez, San José de Chiquitos, San Rafael, El Carmen Rivero Tórrez, Roboré, San Antonio de Lomerío y San Miguel de Velasco, con 2.979.473 hectáreas en conjunto, del total de hectáreas, que se estima que fueron afectadas en el departamento de Santa Cruz.

Buscando subsanar las huellas que dejó el fuego, diversas instituciones, como los ministerios de Medio Ambiente y Agua y de Planificación y Desarrollo, la Gobernación cruceña, así como la Alcaldía capitalina y las alcaldías de provincias afectadas, están aunando esfuerzos para la restauración de las tierras afectadas.

Esta semana se formaron cinco mesas de trabajo, como ser gestión de ecosistemas, normativas y políticas públicas, social, desarrollo productivo, y turismo y patrimonio cultural; las que deben elaborar un plan en el primer trimestre de 2020.

Botánico

El municipio capitalino firmó varios convenios de apoyo y cooperación con sus similares de provincias, en especial con San Antonio de Lomerío, que fue uno de los proveedores de las semillas para la germinación de 1.240.000 pequeñas plantas de especies nativas de la región chiquitana, las que están en pleno proceso de crecimiento en los viveros del Jardín Botánico.

Darío Melgar, director del Jardín Botánico, detalló que hay 15.000 plantas de un metro de altura, listas para ser trasplantadas.

“Estas semillas las recibimos de San Antonio de Lomerío a cambio de una capacitación que realizamos el año pasado”, apuntó Melgar.

De igual manera, cuentan con otros 25.000 plantines a los que recién le hicieron el ‘repicaje’, es decir, las plantas fueron individualizadas en bolsas de plástico con abono, quedando listas para ser almacenadas hasta que críen estatura y mayor dureza.

Asimismo, hay 1.200.000 brotes en los almácigos que fueron hechos en octubre, ni bien se aplacaron los siniestros.

Entre las especies nativas de la zona chiquitana que se están desarrollando en el ‘Botánico’ están picana, roble, almendra chiquitana, morado, yesquero blanco, curupaú, sirari de la Chiquitania, cambará, cuchi, tajibo, toborochi, jacarandá, mochochó, alcornoque, ivyra pitá y ocorocillo, cuyas semillas fueron recibidas en septiembre.

Melgar estima que toda la producción forestal esté lista entre enero y febrero de 2020 para ser trasplantada en Chiquitos.