Escucha esta nota aquí

Yamil Mercado Toro, de 29 años, estaba detenido por homicidio, pero salió de la carceleta de Montero hace dos años, tras beneficiarse con un perdón judicial; sin embargo, este fin de semana fue detenido nuevamente por asesinato.

En este último crimen, la víctima fue Ponciano Rengel Cáceres, de 30 años, quien recibió cinco puñaladas por parte de Yamil, tras resistirse a un atraco en la avenida San Marino, del municipio de Montero, el pasado 18 de abril.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) del Norte Integrado, Roy Torrico, dijo que Yamil se encontraba trabajando como mototaxista, cuando la víctima, en estado de ebriedad, lo abordó como pasajero y le pidió que lo lleve hasta su casa.

“El acusado confesó que en el trayecto intentó robarle sus pertenencias a Ponciano, pero este se resistió, por lo que Yamil sacó un cuchillo y lo apuñaló en cinco ocasiones, para después darse a la fuga”, comentó la autoridad policial en contacto telefónico con EL DEBER.

Las investigaciones de la Felcc, a la cabeza de Torrico, dieron resultados luego de una semana cuando lograron detener al exrecluso, quien aceptó su culpabilidad.

“Cuando revisamos sus antecedentes en la base de datos de la Fiscalía, nos enteramos que el detenido ya estuvo preso en 2004 por homicidio en la carceleta de Montero, pero salió libre con un perdón judicial hace dos años”, informó el jefe de la Felcc.

Yamil Mercado decidió someterse a una audiencia de procedimiento abreviado, donde aceptó ser el autor de la muerte de Ponciano Rengel y el juez Moisés Chaile Vilte, lo sentenció a 30 años de prisión en la cárcel de Palmasola, tras ser acusado por el delito de asesinato.

“Con la detención de este sujeto la Policía le da tranquilidad a mi familia, porque por fin se logró hacer justicia, aunque nunca pensamos que el asesino de mi hermano era un hombre que vivía a cinco cuadras de su casa y era conocido por todos los vecinos”, comentó Milton Rengel, a los medios de comunicación de Montero.

Comentarios