Escucha esta nota aquí

La mañana del martes, tras un rastrillaje en un inmueble ubicado en el Plan 3.000, la Policía encontró a una niña de 13 años siendo abusada por un adolescente de 17. La víctima era buscada por los agentes, luego de que su familia diera parte a las autoridades de su desaparición. 

De acuerdo al informe de la Felcv, la menor presentaba signos evidentes de violación y marcas en el cuerpo. 

El abusador primero se resistía a abrir la puerta, luego trató de escapar, pero al final fue aprehendido por los agentes. La víctima fue sacada de ese lugar y trasladada al médico forense, para luego pasar a custodia de los profesionales de la Defensoría de la Niñez.

El agresor fue derivado a la Fiscalía a cargo de la fiscal Paola Justiniano. Será imputado por violación, pero ante un juez de la Niñez y Adolescencia.