GENTE

Emergencia sanitaria

Día de la Familia: la cuarentena debe ser tomada como oportunidad de conocer más a nuestros hijos

Este 15 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Familia. Un especialista nos da algunas pautas de cómo fortalecer la unión en el hogar

Escucha esta nota aquí

"Hola a todos, feliz Día de la Familia", es uno de los cientos de mensajes que hoy (viernes) se comparte por los grupos familiares de WhatsApp. La fecha es simbólica y en época de cuarentena adquiere mayor relevancia.

Cada 15 de mayo se acostumbraba, sobre todo en los colegios, organizar actividades para compartir con papá, mamá o los abuelos. Los niños y jóvenes se esforzaban en hacer murales con frases conmemorativas, pero ahora la realidad es otra; las muestras de cariño se hacen en el seno del hogar y en algunos casos, a través de la pantalla de algún dispositivo.

La cuarentena sin embargo se presenta como una oportunidad para fortalecer y unificar los lazos familiares, así lo explica el sicólogo Christian André, que valora el hecho de que se pueda crear una situación favorable para establecer rutinas que mejoren la comunicación entre todos los miembros.

"Esta situación de confinamiento es propicia para fomentar los valores y crear actividades en hogares en donde antes, por cuestiones de trabajo y falta de horas en casa, los padres no podían compartir con sus hijos", dice el especialista.

El hecho de no poder salir al parque, al cine o a cualquier espacio público puede ser 'pesado' para los más pequeños que pueden sentir aburrimiento por la cotidianidad, pero aquí está el desafío para los padres que deberán combinar las cosas que se tienen en casa para crear juegos o actividades como el dibujo, la pintura o ejercicios que no requieran de mucho esfuerzo para desarrollar la creatividad y mantener físicamente activos a los niños.

En todo caso, André enfatiza en el hecho de que no se debe tomar este tiempo de encierro como 'un castigo', sino más bien como una oportunidad única que se tiene de poder conocer mejor a nuestros hijos y que ellos nos conozcan más como padres.

En un escenario ideal, la situación no debería cambiar en familias en donde hay ausencia de uno, o de los dos progenitores, pues las persona que está a cargo del menor, ya sea un tío o abuelo, debe ser capaz de generar un ambiente que propicie seguridad en el desarrollo emocional y afectivo del niño.

Comentarios