Escucha esta nota aquí

Son las 5:00 y Mirian F. ya está lista para salir de su casa rumbo a la Caja Nacional de Salud para realizar su tratamiento de diálisis. Transportarse antes no era un obstáculo mayor, pero en tiempos de cuarentena esto cambió y más por las restricciones que existen por la emergencia del coronavirus lo que ha obligado a que ella y sus familiares se tengan que reacomodar para cumplir con la importante cita médica. "Son peleados los turnos y por eso no hay que perderlos", dice con un tono pausado.

Mirian es una de las más de 400 personas con problemas renales en Santa Cruz que debe asistir, al menos tres veces a la semana, a un centro médico para recibir diálisis.

"Llamar a una ambulancia es una cosa, pero que venga a tu casa es otra; es muy difícil, no abastecen para atender a tantos enfermos", retrata esta paciente que dice que, por fortuna, su hija pudo conseguir el pase de circulación para evitar que la Policía y las FFAA, que realizan controles en las calles, los detengan.

Hay quienes han denunciado a los medios que han tenido problemas para desplazarse y que, pese a mostrar la certificación médica, hubo efectivos que dificultaron su paso. Esto motivó a que autoridades en salud pidan mayor tolerancia y permitan que estos pacientes circulen sin problemas.

Otro problema que se presenta, dice Mirian, es cuando se debe ir a la CNS para recoger los insumos que se usan para dializar como los filtros y el suero. Muchas veces es un familiar quien debe cumplir con esta tarea y "esto se complica si no se tiene el permiso" de circulación.

Mayor cuidado

Ante la pandemia del coronavirus que se tiene en el mundo y la emergencia sanitaria que se vive en el país, los controles de seguridad son más rigurosos como por ejemplo la obligatoriedad que se tiene de usar barbijos, guantes y red para el cabello durante toda la sesión. Estas medidas son también aplicadas a 'rajatabla' por el personal de salud.

Pacientes trasladados a la Villa 

La semana pasada se estableció que el Hospital de la Pampa de la Isla sea uno de los centros habilitados para atender a pacientes con coronavirus, esto obligó al municipio a reubicar a los enfermos que necesitan diálisis y que ahora deben ir al nosocomio municipal de la Villa Primero de Mayo. 

Comentarios