Escucha esta nota aquí

El diputado Rolando Cuéllar, del Movimiento Al Socialismo (MAS), presentó una demanda este miércoles en contra de Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz. El masista llamó “anticristo” al médico, mientras que Anzoátegui asegura que “no tiene moral, ni ética para poner el nombre de Jesucristo en su boca”.

Cuéllar acusó a Anzoátegui de los supuestos delitos de atentado contra la salud, instigación publica y asociación delictuosa, entre otros. La demanda del diputado es por el paro médico de 24 horas cumplido en rechazo a la desvinculación de Rómulo Calvo y Fernando Castedo como trabajadores de la Caja Petrolera de Salud (CPS).

“Lo estamos procesando al anticristo de Santa Cruz que es el señor Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico (de Santa Cruz). Vamos a pedir la aprehensión de este anticristo, que está haciendo morir a todos los cruceños”, dijo Cuéllar a la salida de la Fiscalía.

Agregó que también solicitará el registro biométrico de los centros hospitalarios de primer y segundo nivel de Santa Cruz de la Sierra para verificar la presencia de los profesionales en sus fuentes laborales en la jornada del 30 de noviembre (día del paro). En caso de que no hubiera prueba de entrada y de salida de los médicos, promoverá la destitución de los que faltaron y pedirá un proceso administrativo.

Cuéllar añadió que el Colegio Médico se involucró en política por defender a Calvo. “El colegio a la cabeza del anticristo Anzoátegui se ha vuelto un partido político y no vamos a permitir que politice una denuncia que tiene el señor Rómulo Calvo por no trabajar más de cinco meses y cobrar”, aseguró.

Por su parte, Anzoátegui anunció que responderá a la demanda mediante el equipo jurídico del Colegio Médico para demostrar que están defendiendo un “justo derecho” de sus afiliados.

“Nosotros fuimos elegidos democráticamente en el Colegio Médico y siempre vamos a defender a nuestros afiliados. Este señor (Rolando Cuéllar) no sé qué tiene en su cabeza. Se puede esperar cualquier cosa”, afirmó Anzoátegui a EL DEBER.

Según  Anzoátegui lo que le incomoda a Cuéllar es que los médicos reclamen y manifiesten las fallas del sistema de salud y la vulneración de los derechos de los trabajadores.

Sobre el pedido que hará Cuéllar al Ministerio de Salud para que esa cartera de Estado sea la encargada de afiliar a los nuevos médicos y no el ente colegiado, Anzoátegui, dijo que ya lo están realizando mediante una Federación que se ha creado.

Anzoátegui explicó que para afiliarse al Colegio Médico se debe cumplir una serie de requisitos que otorgan las universidades, después esa documentación pasa a un comité científico para verificar que cumpla todas las formalidades.

“Se debe controlar de manera rigurosa para garantizar la mano de obra profesional, porque se trabaja con la salud de la población”, complementó. Finalmente, Anzoátegui indicó que el aporte que realizan los afiliados al Colegio es voluntario, porque así lo determina el estatuto del Colegio Médico,  amparado en la Ley 3131, que por cierto Cuéllar quiere que sea abrogada, porque según él “es obsoleta”.

Comentarios