Escucha esta nota aquí

El último año de gestión del actual Concejo Municipal estará nuevamente bajo el mando de Angélica Sosa, de Santa Cruz Para Todos (SPT), con el que completará un quinquenio al mando del organismo deliberante; y será acompañada, una vez más, por Hortensia Sánchez, del MAS, como vicepresidenta; y Franz Sucre (SPT), como secretario.

La sesión que fue convocada a las 8:00, fue suspendida en dos oportunidades, una luego de la lectura del informe de gestión de parte de Sosa, donde ponderó la labor del alcalde Percy Fernández en la ejecución de obras. La otra pausa fue para esperar al burgomaestre, que presenció el juramento de la directiva.

La sesión ordinaria 132 no fue tan pacífica, puesto que dos concejales de UCS, Johnny Fernández y Rosario Schamisseddine, expresaron sendos cuestionamientos por el accionar del órgano deliberante, por la aparente falta de fiscalización al ejecutivo; esto generó rechiflas y bullas de las barras de SPT y de Hortensia Sánchez, que prácticamente intentaban anular la intervención de ambos concejales.

El tercer concejal ucesista, el dirigente gremial Jesús Cahuana, se vio totalmente desmarcado de la sigla, que en 2015 lo hizo retornar al Concejo; incluso en la mesa estuvo sentado en el otro extremo de Johnny Fernández. Mientras que a los tres concejales del MAS se los vio tranquilos, alineados a la decisión de la mayoría de sus colegas.

Disenso

Como la directiva para la gestión 2018-2019 terminó su mandato, en la sesión se conformó un comité ad hoc para proceder a la elección de la dirigencia para el periodo 2019-2020, siendo escogida como presidenta Loreto Moreno (SPT), y como secretario el masista Tito Sanjinés.

Inmediatamente después, la concejala Ruth Bravo, como parte de SPT, propuso para presidenta a Sosa y como secretario a Sucre. Por su parte, Sanjinés dio el nombre de Hortensia Sánchez para que siga como vicepresidenta, con lo que quedó compuesta la plancha para ser reelegida.

Sin embargo, Johnny Fernández planteó que Marta Campos (SPT) sea candidata para presidir el organismo deliberante, acompañada del masista Sanjinés, a los que se agregó a Sucre como secretario, siendo abucheado por las barras de SPT y de Sánchez. Además, la sugerencia no fue del agrado de los miembros del comité ad hoc, que intentaron ignorarla para comenzar a votar por la primera plancha propuesta.

Con voz nerviosa, Campos expresó, antes de la votación, que apoyaría a Sosa, ignorando que su nombre para presidenta había sido propuesto por Fernández.

Al final, los concejales Jesús Cahuana, Marta Campos, Ruth Bravo, Tito Sanjinés, Franz Sucre, Melody Téllez, Hortensia Sánchez, Loreto Moreno y Angélica Sosa votaron por la reelección.

En su turno, Schamisseddine comenzó a justificar el rechazo de su voto, siendo rechiflada por el público. También su colega Loreto Moreno intentó callarla, argumentando que solo debía votar. “Estoy haciendo uso de mi derecho, pues se establece en el reglamento del Concejo que tenemos como máximo media hora para dar los argumentos del voto”, indicó Schamisseddine.

Compromiso

Al final se consumó la reelección de la mesa directiva por nueve votos contra dos disidentes. Johnny Fernández emplazó a los concejales, además al alcalde y a sus secretarios, a que levanten el secreto bancario para transparentar la gestión, para desechar aparentes señales de corrupción.

“Estamos por irnos a nuestras casas, por ello promuevo la investigación de fortunas para demostrar transparencia en el manejo de la cosa pública”, expresó el líder ucesista, que no obtuvo respuesta de sus colegas, solo abucheos y silbidos de las barras.

Por último, en su discurso Sosa reveló las intenciones de su partido de participar en las próximas elecciones municipales, en varias alcaldías cruceñas, y en las departamentales.

Tags