Escucha esta nota aquí

El Banco de Sangre, dependiente de la Gobernación de Santa Cruz, afirmó que el procedimiento de aféresis para obtener el plasma hiperinmune es gratuito para las personas que están dentro del sistema público y son atendidas en hospitales de segundo y tercer nivel del departamento, además de nosocomios provinciales que han firmado convenio con esta institución.

Por su parte, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Marcelo Ríos, indicó que las Cajas de Seguro Social y las clínicas privadas que no están dentro del acuerdo, deben pagar los costos de los materiales sanitarios que se utiliza en la aféresis.

El sistema de Seguridad Social tiene también su respectivo Banco de Sangre, pero, lamentablemente, aún no han podido ofrecer el servicio de donación de plasma. Mientras no pueda realizar este procedimiento, le comprará los servicios al Banco de Sangre Regional Santa Cruz y este, de acuerdo con un arancel, que lo definió el Ministerio de Salud, hace muchos años, hará el cobro respectivo", explicó Ríos.

El Banco de Sangre brinda una serie de servicios, como test de Coombs, investigación de anticuerpos y determinación de grupo sanguíneo, cuyos precios van desde Bs 40 hasta Bs 300. El precio por el procedimiento de plasmaféresis, para los pacientes de los centros que no son del sistema público, es de Bs 3.200 (incluye el costo de equipo, suero de dos vías, ACD y tamizaje serológico).  

Sin embargo, en los últimos días han surgido una serie de denuncias y quejas de ciudadanos en torno a estos cobros. Incluso, en redes sociales ha circulado una foto de una factura del Banco de Sangre en la que se muestra que el cobro por un servicio de aféresis es de 3.200, es decir, el precio que se viene cobrando regularmente. Los que publican la imagen exigen que el servicio sea gratuito.

Yitzhak Leigue, director del Banco de Sangre Regional Santa Cruz, indica que esa situación escapa a su responsabilidad y le parece injusto que la gente le esté reclamando por un servicio que ellos solo pueden brindar gratis al sistema público.

“La gente está equivocada, entiendo sus motivos, sé que está preocupada por sus familiares, pero hay muchas personas que están haciendo circular información equivocada. El equipo de aféresis del banco fue comprado por la Gobernación para que se utilice en un banco de sangre público. No solo hacemos plasmaféresis, también hacemos plaquetaféresis”, aseguró Leigue.  

El médico recordó que el equipo se adquirió con la idea de cubrir los tratamientos del dengue hemorrágico. “Siempre lo hemos utilizado, solo que ahora sirve en el tratamiento de la pandemia. Y está dando buenos resultados. Lamentablemente, solo contamos con un equipo en todo el departamento. Ahora, estamos solicitando uno nuevo, pero, aunque hubiera dos, no podríamos cubrir toda la demanda”, añadió.

Leigue contó que diariamente están atendiendo un promedio de 10 a 15 procedimientos de plasmaféresis, cuando lo normal es de seis a siete. De ellos, el 70% pertenecen a pacientes de la Caja Nacional de Salud y de la Caja Petrolera.

El director del Banco de Sangre advirtió que dar tanto uso al equipo puede generar daños y eso sería contraproducente en estos momentos, porque es el único del departamento con esas características.

Tenemos 40 procedimientos pendientes solo para extraer plasma, de los cuales, 30 son de la Caja Nacional. Entonces van a haber muchas más quejas, va a haber más gente en la puerta del banco. Toda la responsabilidad está cayendo sobre nosotros, siendo que en todo el sistema hay cuatro bancos de sangre. Dos son de la Seguridad Social, uno es público, que es el nuestro, y el otro es privado. Y de los cuatro bancos solo se está ejecutando este proyecto de plasma por aféresis el Banco de Sangre Regional Santa Cruz”, aclaró.

“Si el sistema de Seguridad Social tiene gente que aporta, debería gestionarse la adquisición de un equipo de aféresis, procurar la capacitación, el protocolo. Es una necesidad y debería ser una compra urgente. No es justo que sobrecarguen todo el trabajo al Banco de Sangre cuando las Cajas manejan tanto dinero. Deberían comprar de forma rápida e inmediata un equipo”, añadió Leigue.

La aféresis es la técnica mediante la cual se separan los componentes de la sangre, siendo seleccionados los necesarios para su aplicación en medicina y devueltos al torrente sanguíneo el resto de componentes.

Las máquinas de plasmaféresis separan el plasma de los componentes celulares y bombean la sangre a través de un filtro de membrana microporosa (similar al usado en una unidad de hemodiálisis). Algunas unidades de plasmaféresis combinan filtración y centrifugación, mientras que otras solo centrifugan la sangre.

El objetivo del sector salud en la actualidad es usarlo en el tratamiento de enfermos graves afectados por el Covid-19.

El plasma hiperinmune se obtiene de personas que vencieron al virus, dado que su sangre contiene ahora los anticuerpos para contrarrestar sus efectos. Una transfusión solo es posible si hay compatibilidad sanguínea.