Escucha esta nota aquí

La protesta de internos de Palmasola que exigían atención a quienes presentan síntomas por coronavirus, la confirmación de que un reo falleció por esa enfermedad y, sobre todo, el fallecimiento de un interno que esperó en las puertas del hospital San Juan de Dios por atención médica que no recibió, han prendido la mecha de lo que se anunciaba como una ‘bomba de tiempo’ en los penales debido al coronavirus.

Sobre el fallecimiento del interno José A. A., el director del hospital, Marcelo Cuéllar, señaló que todo traslado de pacientes desde el penal debe ser anunciado y coordinado para su recepción a través del Sistema Crued (Centro Regulador de Emergencias y Urgencias Departamental) y en este caso no se lo hizo así.

Cuando llegaron los pacientes traídos sin previo aviso, nos encontrábamos sin ninguna disponibilidad de recibirlos, ya que estábamos realizando movimiento de pacientes para dar espacio a la posible situación de alerta emitida por el supuesto motín en Palmasola; pero el paciente llegó ya sin condiciones de poder hacer algo por él”, afirmó Cuéllar.

Esta situación en el penal debido al coronavirus, ya hizo ‘rodar la cabeza’ del que fuera hasta este martes el gobernador de la cárcel, Wilfredo Coca, cuya destitución fue realizada la misma noche del lunes, señaló hoy el ministro de Gobierno Arturo Murillo.

Mientras tanto, una comisión de ocho médicos a la cabeza del coordinador de Redes de Salud de la Gobernación, Dorian Jiménez, esta jornada atendió a 30 internos en el penal por presentar sintomatología de enfermedades respiratorias y que 10 de ellos han sido trasladados para recibir atención en diferentes centros hospitalarios.

En breve contacto con la prensa indicó también que de las 30 personas atendidas, a 16 se les ha tomado muestras para confirmar o descartar si tienen Covid-19 y que serán aisladas en un ambiente dentro del penal.

En la jornada de este martes, la Gobernación y la Alcaldía realizaron labores de desinfección del penal, mientras que la alcaldesa interina, Angélica Sosa, también entregó alimentos y otros artículos a los privados de libertad.

Hasta el momento tres internos han fallecido en los últimos días, uno de los cuales ya se confirmó por coronavirus y de los otros dos se esperan los resultados de sus pruebas de laboratorio.