Escucha esta nota aquí

Un estudio entomológico realizado entre el 18 y el 28 de abril de este año confirmó que el índice de infestación larvaria del mosquito Aedes aegypti ha bajado en Santa Cruz de la Sierra, según un informe oficial.

Este vector es responsable de las enfermedades epidémicas del dengue, chikunguña y zika, que afectaron a una parte de la población.

Joaquín Monasterio, director del Sedes, explicó que el estudio, clasificado en porcentaje de alarma, detectó un grado de infestación de las larvas del mosquito de 7,7% en las viviendas, a diferencia de la encuesta realizada entre febrero y marzo, cuando arrojó un 19%.

“La encuesta nos ha mostrado una evolución favorable después de la realización de la minga de abril, cuando hicimos un esfuerzo mayúsculo pare eliminar el mosquito. Quiere decir que el efecto ha sido positivo, pero todavía, hay que reconocer, que tenemos casos de dengue, chikunguña y zika, por lo que tenemos que seguir trabajando en el control de los criaderos”, señaló Monasterio.

La autoridad del sector salud añadió que falta retirar miles de llantas en desuso y limpiar los terrenos baldíos que existen en la ciudad. “Tenemos unos 5.000 terrenos baldíos por distrito, es una situación bastante preocupante y de mucho riesgo para las salud pública por la presencia de criaderos de mosquitos en estos sitios, en los que no podemos intervenir porque eso corresponde a la autoridad municipal, dijo Monasterio.

No obstante, la pesquisa entomológica detectó que en los distritos 2 y 3 se elevó un tanto la infestación larvaria. Por lo tanto, se recomienda a la población realizar trabajos de limpieza por lo menos una vez por semana en sus domicilios para eliminar los criaderos de mosquitos.

En este año Santa Cruz registra 800 casos de chikunguña, 117 de zika y 608 casos de dengue, sin lamentar ningún deceso.

Respecto del zika, se confirmó que otra mujer embarazada contrajo la enfermedad en la capital cruceña y un varón se contagió del mal en San Miguel de Velasco.

En total, 51 embarazadas han soportado el zika; siete de ellas han dado a luz, cuyos hijos nacieron normales. Dos sufrieron abortos.