Escucha esta nota aquí

Désther Ágreda, corresponsal

Las llamas consumieron en instantes dos precarias viviendas de madera en el municipio de Ascensión, de la provincia Guarayos, y convirtieron en cenizas los sueños y las esperanzas de tres familias. En total, 11 personas quedaron sin techo, entre ellos 4 niños.

El hecho ocurrió a media tarde del lunes y, según relató Santos Ñustas, uno de los afectados, el fuego apareció de un momento a otro, pero avanzó con rapidez y no dio tiempo a los vivientes a rescatar sus pertenencias. Se desconoce el origen del siniestro.

Ñustas indicó que primero ardió la casa de Marlene Menacho, donde viven 5 personas. Luego, por la proximidad, las llamas saltaron a una casa contigua, donde habitan dos familias, con 3 miembros cada una.

Fue imposible salvar sus pertenencias, por la rapidez del fuego. Las tres familias quedaron con la ropa que llevaban puesta, ya que la asistencia de los bomberos llegó cuando las casas estaban quemadas.

"Las cosas materiales se las repone, pero las vidas humanas, no, por lo que estamos agradecidos con Dios por salvar nuestras vidas", dijo resignado Ñustas.