Escucha esta nota aquí

Dos exministros de la gestión de Jeanine Áñez se pronunciaron a través de sus redes sociales para pedir la liberación de la expresidenta y repudiar el trato que está recibiendo.

La última en escribir fue la excanciller Karen Longaric, quien recordó que ya pasaron tres semanas desde la detención, que calificó de aberrante. En las últimas horas el exministro de la Presidencia, Fernando López, también se había referido al tema, a través de su cuenta de Twitter.

En esta misma red social, la exministra de Relaciones Exteriores escribió: "Repudiemos a los que la apresaron y también a los que consienten y toleran este trato ilegal, cruel, inhumano y degradante! Libertad para Añez!".

Longaric acompañó toda la gestión de Áñez y ya en reiteradas ocasiones, en sus redes sociales, se refirió a la detención de la exmandataria. De hecho, a mediados de marzo escribió que el estado de derecho estaba gravemente amenazado por el totalitarismo. 

La reaparición de López

El exministro de Defensa, Fernando López, registró actividad este fin de semana en su cuenta de Twitter. Lo hizo para referirse a horas para referirse a la serie de aprehensiones y envíos a prisión de exautoridades del Gobierno de transición que ejecuta el gobierno del MAS. Los calificó de "persecución para los que piensan diferentes". 


López tiene orden de aprehensión en su contra por los hechos de Senkata del 2019. "Ausencia total de valores democráticos, abusos de poder, vejamen a nuestros símbolos patrios, la expresidente, miembros de las FFAA, Policía Nacional y persecución a quienes piensan diferente", escribió además del hashtag "liberen a Jeanine". 

López es otros de los exministros de Jeanine Áñez que también es investigado en el marco del presunto golpe de Estado, teoría que refuerza el MAS desde que volvió a tomar el mando del país tras las elecciones de octubre del pasado año.

Hasta el momento suman nueve los enviados a prisión por los conflictos de octubre y noviembre de 2019, cinco militares, un policía y tres civiles, aunque las acusaciones se extienden a una veintena de exautoridades, la mayoría con paradero desconocido como es el caso del exministro López y Arturo Murillo, que fungió como ministro de Gobierno.


Comentarios