Escucha esta nota aquí

Dos incendios forestales permanecen activos en el Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) de San Matías y amenazan con llegar a una comunidad habitada por 40 familias. El riesgo de que los frentes se puedan unir agrega un mayor peligro ante la cercanía con una zona donde se han avistado poblaciones de parabas azules.

La Gobernación ha enviado a una brigada para que brinde protección a la población mientras se controla el fuego. La secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Alejandra Sandóval, informó que estos dos incendios son los dos únicos que permanecen activos, ya que el fuego en Laguna Concepción y Charagua fue controlado.

Sandóval contabiliza 6.800 hectáreas afectadas por los incendios en San Matías y de otras 1.100 hectáreas en Laguna Concepción. El acumulado en el año supera las 52.000 hectáreas quemadas en las 43 emergencias reportadas.

A estas cifras se suman "los incendios que no se enteran por la acción oportuna de las brigadas comunales que ponen en riesgo sus vidas" para evitar que estas quemas se extiendan, dijo la responsable departamental de Medio Ambiente.

La falta de sanciones efectivas a las personas que provocan las quemas sigue preocupando a la Gobernación. Sandóval reconoce que personeros de la ABT han participado en las labores de extinción del fuego en San Matías. También han contado con la colaboración de efectivos militares. 

Más allá de la supervisión que realiza la ABT, desde la Gobernación lamentan la falta de acción oportuna  de los responsables de controlar las quemas. El 31 de julio fenece el periodo para la quema controlada y, hasta el momento, la ABT no ha respondido a la solicitud de "pausa ambiental" remitida por la Gobernación. "Suspenderla en estos días resulta un poco demagogo", afirma Sandóval.

Sernap retiró un vehículo en San Matías

Las condiciones precarias en las que trabajan los guardaparques se han denunciado de manera reiterada por los activistas medioambientales. Esta semana, se ha conocido que la dirección del ANMI San Matías instruyó el traslado de una camioneta, destinada para el trabajo de campo, a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Para los activistas, esta determinación, asumida en enero, limita la capacidad de intervención de los guardaparques. Asimismo, piden el uso de un dron para la detección de fuego y otros servicios.

 

Comentarios