Escucha esta nota aquí

Luis Alberto Rojas Paz (24), Sidney Aldair Martínez Mercado (19) y María René Reynoso Correa (46), fueron enviados preventivamente a la cárcel acusados de haber participado en los destrozos y la quema de la casa de Muriel Cruz.

El fiscal Adalid Rolando Díaz Parrilla presentó la acusación en contra de los tres procesados y los sindicó provisionalmente por los delitos de asociación delictuosa, incendio, allanamiento de domicilio, tentativa de homicidio y robo agravado.

Los elementos que sustentaron la acusación fiscal son las declaraciones de los testigos que vieron a los procesados en el lugar de los hechos, la tarde del 17 de noviembre, en Montero, en el barrio Bolívar, en la vivienda de Muriel Cruz.  

Además, en un par de desfiles identificativos, varias personas que fueron en auxilio de la dueña del inmueble que fue quemado, reconocieron a los tres procesados como los autores del hecho y los implicaron con su testimonio.

Con estos elementos la justicia ordenó que los tres procesados sean encarcelados por 180 días, mientras duren las investigaciones preliminares que la Fiscalía lleva adelante.