Escucha esta nota aquí

"Sí, mi caso sirvió para que Romel Pórcel ya no sea más de la directiva del concejo", así, segura de sus palabras, Verónica Mayta, propietaria del restaurante El Antojito, se refirió a la salida del concejal de Santa Cruz Para Todos del cargo que hasta ayer ostentó en el legislativo municipal. La mujer dijo sentirse feliz por la renovación de la secretaria que ahora está bajo la responsabilidad de Franz Sucre.

Mayta se declaró una víctima de Pórcel al denunciar que durante meses, fue amedrentada al recibir presuntamente ataques de extorsión y hostigamiento de parte de funcionarios municipales. "Incluso dijeron que en mi local se vendía droga, que había prostitución, eso era mentira y quedó demostrado. Como respuesta a ello, hemos aumentado el personal de seguridad y colocado más cámaras de vigilancia", apuntó.

Puedes leer: Romel Pórcel: 'En la Alcaldía todo mundo tiene parientes'

La mujer demandó al concejal ante el Ministerio Público por enriquecimiento ilícito, junto a Román Rivera, de la Fejuve; "estamos colocando más pruebas de todos los ciudadanos a quien él ha hecho daño", dijo en EL DEBER Radio. "Quería trabajar y no ser amedrentada ni extorsionada. Lo único que pedía era legalidad, el día que fui a su oficina me dijo arreglemos, pero a mí nadie me va a faltar el respeto, luego me han mandado una camioneta de gendarmes, eran como petos, cada viernes mi vida era un infierno, no podía creer cómo me podían hacer daño".

Por su parte, Pórcel, al ser consultado por EL DEBER sobre si su cambio se debía las denuncias de corrupción, de descuentos en favor de su agrupación política y a que tiene familiares trabajando en la Alcaldía, respondió con un tajante "No".

"En este pueblo de todo pueden hablar. Está el tema en la Fiscalía, y como defensora de la sociedad y del Estado tiene que investigar. No es nomás que hablen y uno es culpable. Se tiene que investigar estos temas. Sobre los aportes, esto no es un tabú, en todas las gestiones se ha aportado a los partidos políticos, no es un misterio. Lo que pasa es que no lo dicen públicamente. Hay que decirlo, no tenemos que ocultarnos, los partidos políticos viven de los aportes de sus militantes".

Pórcel asegura que "la prensa a veces se parcializa en algunos temas" ya que fue el suyo el único caso en el que se cuestionó las relaciones de parentezco. "Hay temas que eran más grandes que los que me denunciaron y no fueron públicos, y en la Alcaldía todo mundo tiene parientes, no sé por qué se ensañan solo con Rómel Pórcel.
 

Comentarios