Escucha esta nota aquí

Luego del análisis de las principales obras construidas durante el año pasado, el jurado evaluador eligió al edificio “Platinum 2” como la obra de arquitectura más destacada de la ciudad construida el año 2020. Esta edificación de uso mixto –comercio, oficinas y apartamentos–, está ubicada en el cuarto anillo esquina calle María de Boland, y será distinguida con una placa conmemorativa de la distinción, como ya es tradicional desde hace 27 años.

La obra de arquitectura destacada tiene 31 niveles (un subsuelo) que ocupan 34.283 m2 de superficie útil y alcanzan los 115 metros de altura. Cuenta con 90 apartamentos, 102 oficinas en basamento y en torre, 8 ascensores y 433 estacionamientos. 

Es un emprendimiento de la empresa Constructora Plat S.A., que construyó un par de años atrás el primer edificio del complejo.

El diseño de arquitectura estuvo a cargo de los arquitectos Gustavo Dellien y Harold Anzoátegui, colaborados en la ejecución por los arquitectos Oscar Mario Suárez y Carla Valda y los ingenieros María Belén Ávila y Rodolfo Bascopé. 

El edificio se define con un basamento cuya terraza resuelve el área recreativa común, sobre el que se levanta la gran torre de perfil suavemente curvado, que se destaca por su esbeltez y elegancia en el perfil urbano. 

La torre se resuelve de manera diferenciada hacia el este (vidriada) y hacia el oeste (aventamiento protegido por receso), con borde agudo hacia el cuarto anillo, la gran avenida que rodea al centro de la ciudad. Como una de las dos torres más alta de la ciudad y, especialmente por la línea sobria y elegante del cuerpo principal, el Edificio Platinum 2 domina el skyline de Equipetrol Norte, la zona más competitiva de Santa Cruz de la Sierra.

Las ingenierías, importantes para el éxito del proyecto, estuvieron a cargo de prestigiosos profesionales y empresas del medio: Eduardo Suárez y Diego Irusta (Estructuras), Ernesto Cladera (Electricidad), Carlos Gutiérrez (Hidrosanitario e incendios), Diego Vargas (Corrientes débiles) y Carlos Álvarez (Termomecánica). 

Fue construido en dos etapas: por la Constructora Mediterráneo, la obra gruesa (Orlando Suárez, Roxana Capobianco y Johnny Balceras), y la Constructora Plat, la obra fina. Los ingenieros Elida Zapico, Jaime Ibarra, Eduardo Calatayud, Carmelo Bascopé y Ronald Bowles ejecutaron los proyectos de ingenierías en el marco de las empresas ITA, Hidroibarra, Tecorp, Equiplus y Amsare, respectivamente. La gerencia general del proyecto estuvo a cargo de Andrés Gutiérrez Zegada.

Con ello, el edificio reúne todas las condiciones de seguridad y calidad constructiva para edificios de estas funciones y características.

Otras dos edificaciones de 2020 cuya arquitectura fue muy bien valorada por el jurado, fueron dos obras de escala y características distintas entre sí: la gran Torre Empresarial Las Brisas del Banco Mercantil Santa Cruz, ubicada en la esquina del cuarto anillo y avenida Cristo Redentor; y la modesta en escala. pero sofisticada en diseño, nueva sede de CRE en Montero, ubicada en la avenida de ingreso de esa importante ciudad del área metropolitana La Gran Santa Cruz.

En general, el jurado observó un incremento en la cantidad de obras en relación al año anterior, y también una mejora relativa en la calidad del diseño arquitectónico de otros edificios de la urbe, mostrando la salud y fortaleza de la arquitectura cruceña, la cual, desde hace años, es reconocida como la de mayor dinámica e innovación en el país.

Participaron del Jurado Evaluador representantes de diferentes instituciones nacionales y locales: el Arq. Jorge Stratis (Colegio de Arquitectos de Bolivia), el Ing. Juan Carlos Rivero (Diario EL DEBER), el Arq. Ronald Daga (Colegio de Arquitectos de Santa Cruz), el Ing. Fernando Paz (Sociedad de Ingenieros de Bolivia Dptal. Santa Cruz), el Ing. José Carlos Cuéllar (Colegio de Ingenieros Civiles), el Arq. Juan Carlos Simoni (representante de los docentes de la UPSA) y el Dr. Arq. Víctor Hugo Limpias (decano de la Facultad de Arquitectura de la UPSA).

UN POCO DE HISTORIA

Desde 1994, la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo distingue formalmente a la obra arquitectónica más destacada del año anterior con una placa de reconocimiento, la cual es colocada en el mismo edificio. Un cuarto de siglo después de su institucionalización, la distinción se constituye en un referente importante para la arquitectura cruceña y boliviana. Los arquitectos, empresas constructoras, empresas e instituciones aspiran a obtenerla.

Esta distinción surgió con el propósito de incentivar la calidad del diseño arquitectónico en nuestro medio, que para principios de la década de 1990 se encontraba iniciando un primer boom de la construcción, el cual coincidía con la consolidación de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra como el centro económico del país

Esto, en el marco del interés institucional en propiciar un desarrollo efectivo de la disciplina, considerando que tres años antes se habían graduado los primeros arquitectos de la facultad, que hasta entonces era la única escuela de arquitectura privada del país y la única en todo el oriente boliviano.

El jurado se reúne en la UPSA y evalúa todas las obras relevantes del año, excluyendo viviendas unifamiliares y comerciales de tipo normal. El criterio de evaluación es abierto, valorándose en cada edificación, la calidad integral del diseño en cuanto a la solución arquitectónica, tecnológica y de emplazamiento e impacto urbanístico.

Comentarios