Escucha esta nota aquí

Como si hubiera ocurrido hace instantes, Eduarda Salvatierra recuerda la muerte de su esposo, Mario Salvatierra, uno de los fallecidos durante los sucesos de violencia acontecidos entre septiembre y diciembre del pasado año, en Montero.

La forma en la que murió su esposo, afirma Salvatierra, es lo más terrible que le ha pasado en la vida. Desde aquel día su realidad cambió radicalmente y el dolor no se ha podido superar.

La viuda de Salvatierra recuerda que las ultima palabras que le dijo su marido fueron: “Tras que coma voy a ir al paro, es cívico y no va a pasar nada. Hay que defender la democracia”. Un par de horas (a las 21:00) recibió la noticia de que a su esposo le habían disparado, por lo que se trasladó a la clínica. En ese lugar se encontró con el cuerpo ya sin vida de su compañero de vida.    


Eduarda Salvatierra habló con EL DEBER sobre lo ocurrido con su esposo el año pasado/Video: Aida Zuazo

Siento indignación y dolor de ver que no hubo justicia. Los días pasan y se van olvidando. La familia seguirá viviendo esta tragedia que nunca volveremos”, expresó con lágrimas en los ojos Salvatierra, al ser consultada sobre lo que siente acerca de la liberación de las personas sospechosas de originar los hechos de violencia que desencadenaron en la muerte de su esposo.  

Salvatierra, además, indicó que luego de un año, ninguna autoridad o dirigente cívico se han acordado de ella o de su familia.  

Cabe recordar que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) se desplazó esta semana a Montero para proseguir con las entrevistas a las víctimas de los diversos hechos de violencia suscitados entre septiembre y diciembre de 2019.



Comentarios