Escucha esta nota aquí

De las 3.035 unidades educativas que hay en el departamento de Santa Cruz, 627 han iniciado labores educativas de forma presencial, lo que significa que un 20,6% de las escuelas abre sus puertas diariamente para recibir a sus estudiantes. Otras 855 (28,1%) han optado por la modalidad semipresencial y las 1.553 restantes (51,1%) imparten clases a distancia.

Así lo informó ayer el titular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Gilberto Molina, en un balance de la primera y segunda semana de clases de la gestión 2021, marcada por la pandemia de coronavirus.

De hecho, el grado de riesgo del Covid-19 ha pesado para que las zonas opten por una de las tres modalidades.

Según el director departamental de Educación, las clases presenciales se están dando en el área rural, es decir, en zonas de difícil acceso, en escuelas con cursos de menos de 20 alumnos y con aulas multigrado. La recomendación es que mantengan las medidas de bioseguridad.

En caso de la modalidad a distancia, la DDE tiene reportes de algunas dificultades relacionadas con el acceso a la internet y a los dispositivos electrónicos para las clases virtuales, lo que “se irá resolviendo paulatinamente”, dijo Molina.

Precisó que el mayor problema que enfrentan los estudiantes es la baja calidad de la internet, especialmente en zonas alejadas, situación que dificulta la conexión a las plataformas virtuales; además, están la falta de equipos para acceder a las clases y la saturación de la plataforma oficial, lo que ya se está resolviendo, indicó la autoridad educativa.

Cronograma

De acuerdo con Molina, estas primeras dos semanas de clases han estado dedicadas a hacer un diagnóstico sobre la situación de aprendizaje de los estudiantes, por lo que el próximo lunes se iniciará el primer trimestre, que será de nivelación de los contenidos de la gestión 2020, toda vez que muchas unidades educativas no pudieron concluir con el avance por el cierre del año escolar debido a la pandemia.

Suspensión por Covid-19

El titular de la DDE indicó que por ahora no ha tenido reportes de escuelas que han tenido que suspender clases presenciales o semipresenciales por casos de coronavirus, con excepción de un colegio en Urubichá, donde se sabe que un profesor dio positivo al virus, pero se aguardan los informes oficiales.

Sin embargo, Molina recordó que la instructiva es que en caso “de que en alguna unidad educativa (con la modalidad presencial o semipresencial) se detecten estudiantes o profesores con Covid-19, las clases deben suspenderse de forma inmediata y se debe pasar automáticamente a la modalidad virtual a fin de cortar el contagio”.

Según el reporte de la corresponsal de EL DEBER, la semana pasada las unidades educativas de Miguel María de Aguirre y René Barrientos Ortuño de San Carlos también cerraron sus puertas para que sean sometidas a un proceso de desinfección porque un estudiante dio positivo a la prueba rápida del coronavirus.

“Durante 14 días estudiantes y maestros que iniciaron actividades escolares de manera semipresencial pasarán clases a distancia para evitar más contagios”, informó Luis Arispe, director de la unidad educativa Miguel María de Aguirre.

Comentarios