Escucha esta nota aquí

Debido al alto costo de construcción e implementación de los trenes interurbano y urbano de Santa Cruz, se dividió en dos fases su adjudicación. Para la primera, el presupuesto es de $us 750 millones (Bs 5.145 millones) para los 90,5 kilómetros de vía. Se estima que entre en servicio en 36 meses, es decir, a mediados de 2020.

Según el concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS), Tito Sanjinez, la fuente de financiamiento es externa y bajo la modalidad de llave en mano, es decir, que la empresa que gane la invitación pública deberá invertir la totalidad de la suma del proyecto, pues no habrá contraparte del Gobierno ni del municipio cruceño.

La primera fase del tren interurbano se construirá desde Montero, pasando por Warnes y el barrio Satélite Norte, hasta la capital cruceña con 62,5 kilómetros, siendo su estación final y de salida la terminal Bimodal.

De igual manera, la primera parte del tren urbano será de 30 kilómetros divididos en tres líneas, roja, amarilla y verde, siendo el recorrido central el segundo anillo, con ingresos provenientes desde el cuarto anillo a través de las avenidas Grigotá, Mutualista, Santos Dumont y Busch, y desde el octavo por la Tres Pasos al Frente.

El secretario municipal de Acción Vecinal, Edil Aponte, reveló que deberán funcionar 12 trenes, cada uno con capacidad para 250 pasajeros sentados, y también se implementará una estación de mantenimiento que estará en los terrenos situados detrás de la Bimodal.

Los recorridos
El cronograma de actividades para poner en marcha estos proyectos se inicia hoy en las oficinas de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), de donde se hará el recorrido de las rutas propuestas.

La línea roja iniciará su recorrido en el cuarto anillo y avenida Grigotá, o carretera a La Guardia, entrará al segundo anillo, por el Chiriguano, y lo rodeará en sentido contrario a las manecillas del reloj hasta la Mutualista, la cual seguirá hasta el cuarto anillo (inicio del cambódromo), para regresar al segundo anillo e ingresar a la Grigotá hasta el punto de partida o cuarto anillo.

La línea amarilla provendrá del cuarto anillo y Santos Dumont hasta el segundo anillo, siguiendo el sentido contrario de las manecillas del reloj, hasta la Busch, la cual tomará hasta el tercer anillo externo, por donde seguirá hasta la radial 23 y cuarto anillo. Retornará por el mismo camino al segundo anillo y de ahí hasta la Santos Dumont y cuarto anillo.
La línea verde será la más larga porque comenzará en el octavo anillo de la Tres Pasos al Frente hasta el segundo anillo, que será rodeado, y volverá al punto de partida.

Aponte explicó que cada línea tendrá cuatro trenes con capacidad para 250 pasajeros.

Contrato

Se estima que la firma del contrato con la empresa elegida sea el 22 de julio de este año.

La segunda fase del proyecto interurbano será la unión de la capital con Cotoca, con 14 kilómetros de vía.

En el plan urbano se completará el recorrido del cuarto anillo, con 25 kilómetros; por la Mutualista se llegará al aeropuerto Viru Viru, con 14 kilómetros; y por la Grigotá se ampliará hasta La Guardia, con 17 kilómetros. Aún no hay financiamiento