Escucha esta nota aquí

Este martes por la noche, el alcalde Jhonny Fernández abrió el albergue municipal que funcionará en la Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana y Abastecimiento, ubicada en la exterminal del primer anillo, que tendrá una capacidad para alojar a 100 personas durante dos meses.

A los refugiados se le realizará la prueba de Covid-19 para determinar si están o no contagiados. Además, el personal médico que estará a cargo del lugar realizará un seguimiento a todos los beneficiarios.

Fernández dijo que los albergados recibirán alimentación durante los dos meses que estarán alojados en la exterminal y que se valorará a quienes estén en condiciones para realizar actividades diarias de trabajo comunitario en diferentes puntos de la ciudad.

“Que nos ayuden a alzar basura, que nos ayuden a hacer la limpieza de algunas áreas verdes, porque no es cuestión de decir vengan échense y esperen la comida. Se la van a ganar la comida (los que estén en condiciones), y nos van a ayudar también a crear la conciencia ciudadana de que todos debemos aportar a la limpieza de nuestra ciudad”, detalló la autoridad municipal.

Mañana habrá una reunión con representantes de las Iglesias Católica y Cristiana para verificar si sus predios cuentan con las condiciones para albergar a los más necesitados en esta temperada de frío.

Por su parte, el secretario de Seguridad Ciudadana y Abastecimiento, Víctor Ariel Lino, reveló que el mencionado albergue estará abierto durante 60 días, los cuales podrían ampliarse si se mantienen las bajas temperaturas en la ciudad.

"Tenemos listos los colchones, las frazadas y la alimentación, porque se les dará las tres comidas. Las encargadas de dotar las raciones son las damas del Comité Cívico Femenino, a las que agradecemos por plegarse a esta obra social", manifestó Lino.

Comentarios