Escucha esta nota aquí

Un anta rescatada en el Área Nacional de Manejo Integral (ANMI) San Matías fue el primer rayo de esperanza en la zona, tras los incendios en la zona. Aunque, por su delicado estado de salud a las pocas horas falleció. 

Pero los trabajos no cesaron. A las  horas otra anta igual fue rescatada. Está última tenía las patas quemadas, estaba deshidratada y un poco desnutrida. Recibió el nombre de Rosario. Ya fue curada y está en recuperación, se estima que su recuperación completa demorará más de tres semanas. 

A ella se suman, en solo tres días, seis animales más, es decir, en total son  siete los sobrevivientes del fuego en la zona. 

Conozca algunos de ellos, su estado y los nombres que los voluntarios que los ayudan a recuperarse les colocaron: 

El primero (foto principal) es un ciervo de los pantanos, es hembra, recibió el nombre de Pipa. Se la encontró con mordeduras en tres de sus patas, por lo que fue atendida rápidamente por los voluntarios. Ya está en la zona de Santo Corazón, un lugar denominado 'el zoológico', pues tiene las condiciones para albergar a los animales en recuperación dentro del ANMI. Hasta el lugar también fueron llevados los otros animales. 

Este es Cecilio, una tortuga adulta que tiene graves quemaduras en sus cuatro patas por lo que su pronóstico, según los veterinarios, es reservado.


Cindo, es un corechi rescatado hace dos días. Tenía quemaduras leves, por lo que fue curado y ayer ya fue liberado.


Este es Willy, un lorito de cabeza negra que fue encontrado con signos de deshidratación y desnutrición


Pava campanilla, fue uno de los primeros en ser rescatados la jornada de ayer.

En el lugar trabaja un grupo de distintas instituciones: del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, del Zoológico Municipal de Santa Cruz de la Sierra, de la Fundación Ser Fauna, del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), de la misma ANMI, además de voluntarios de Alas Chiquitanas. 

La jefe de la Unidad de Tierras Bajas de la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas, Paola Montenegro, confirmó que esta zona es dónde más animales rescataron, pues el mismo equipo ya trabajó en los alrededores de  San Ignacio de Velasco y Concepción, donde auxiliaron principalmente tortugas y tatús. 


Esta es el anta Rosario, algunos de los voluntarios ya le llaman de apodo Charito. Tiene las cuatro patas quemadas, ya está en recuperación.