Se conformó ayer la comisión que elaborará un diagnóstico que en 60 días debe ser transformado en un proyecto de ley para iniciar la recuperación

El Deber logo
27 de septiembre de 2016, 22:43 PM
27 de septiembre de 2016, 22:43 PM

Con la última remodelación, en 2009, la Alcaldía encerró el parque El Arenal provocando que sus calles anexas se tornen más peligrosas por la presencia de malvivientes, prostitutas y vendedores ambulantes. Ese es el diagnóstico de los urbanistas Virgilio Suárez y Carlos Alberto Ibáñez, que con la anunciada apertura esperan que la comuna corrija esa situación para que se recupere y se vuelva turístico el histórico paseo.

La Comisión de Planificación del Concejo Municipal, que la conforman Angélica Sosa, Tito Sanjinés y Loreto Moreno, se reunió ayer por la tarde con las instituciones colegiadas interesadas en aportar para recuperar el entorno del paseo, creando una comisión especial que estará bajo el mando del arquitecto Víctor Hugo Limpias, que es decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA).

De igual manera, el Colegio de Arquitectos, presidido por Mario Aguilera, se comprometió a aportar con proyectos, en especial de índole patrimonial, en procura de recuperar el paso que hasta hace una década era considerado uno de los íconos de la ciudad.

Sugerencias
Virgilio Suárez espera que la Alcaldía haga una autocrítica y que recoja las opiniones de vecinos y de personas entendidas en la materia para transformar las calles aledañas que están tomadas por actividades reñidas con la moral y las buenas costumbres.

“No soy partidario de que los parques sean cerrados, en El Arenal se perdió la dinámica e interacción social que siempre tuvo, debe caer esa valla metálica y se debe dar paso a la circulación vehicular por la calle Adán Gutiérrez, pues eso ayudó a que el paseo se convierta en zona roja”, dijo Suárez.

El urbanista también propone expropiar la casona que queda en el predio para que sea un edificio cultural, luego se debe reordenar el paso de los micros. “El gran problema es el mercado Los Pozos, el cual debe ser reordenado de inmediato; si soy convocado asistiré con gusto a esa comisión”, añadió.

Su colega Carlos Alberto Ibáñez coincide en que el problema de El Arenal comenzó cuando fue encerrado, pues se cuidó lo de dentro, descuidando el entorno que ahora nadie respeta. “La solución debe partir desde el retiro de esa verja, luego resolver los problemas globales como el mercado vecino, el transporte público; es tarea de todos y puedo colaborar si me invitan”, acotó.

Tareas
Sosa reconoció que el cerco del paseo es provisional, debe caer cuando se haga la segunda parte que nunca se ejecutó porque hubo oposición en su momento. “El Arenal recobrará su belleza, esta comisión que se conformó hoy (ayer) tiene 60 días pare concluir un diagnóstico del vecindario del paseo para luego transformarlo en el Concejo en un anteproyecto para aprobar una ley que se ejecute rápido”, anotó