Escucha esta nota aquí

 

El asesor general de la Gobernación de Santa Cruz, Javier Urenda, informó que se ha logrado tener 500 unidades de plasma hiperimune en el Banco de Sangre Regional, todo ello gracias al trabajo interno de la institución con la adquisición de las tres máquinas de aféresis.

De hecho, actualmente ya no se tiene ese cuello de botella que se registró al inicio de la pandemia, motivo por el cual Urenda afirmó que los donantes de plasma y quienes requieran de plasma pueden asistir al Banco de Sangre. “Estas 500 dosis van a estar disponibles para la población que la requiera”, aseguró.

Insistió que es importante continuar con los cuidados extremos de las medidas de bioseguridad hasta que las autoridades sanitarias no bajen la bandera, debido a que Santa Cruz aún reporta cifras de contagio de Covid-19 por encima de los promedios. “No podemos permitir que rebrotes, porque, tal como dijo el gobernador, ¡debemos lograr que Santa Cruz pueda levantar económicamente al país!”, puntualizó.

El director del Banco de Sangre Regional, Yitzhak Leigue, recordó que desde el inicio de la pandemia estuvieron batallando por la obtención de plasma hiperinmune, pero gracias a las gestiones de autoridades departamentales y nacionales se logró adquirir más equipos de aféresis. "Ahora ya se puede entregar plasma de forma inmediata a los pacientes", remarcó.

Con respecto a la construcción de un domo para el área de aféresis en el Banco de Sangre, el gerente de la institución de salud, Elar Vaca Díez, adelantó que  dicha edificación lleva un 65% de avance, por lo que se espera entregarlo en unas tres semanas más. Consta de una cámara específica para guardar los plasmas hiperinmune durante un año.