Escucha esta nota aquí

"Es un tema que mencioné siempre, desde mis primeros contactos con la prensa, para que no haya confusiones, sabía que iba a darse esta situación, que no es un problema nuestro. Lo que hacemos es cumplir disposiciones gubernamentales y el cobro de los aranceles está en la Ley de Medicina Transfusional 1687, artículos 35 y 36. Esto lo tiene que normar el Ministerio de Salud para todos los bancos de sangre", explicó Yitzhak Leigue, director del Banco Regional de Sangre, dependiente de la Gobernación, en respuesta a los reclamos difundidos en redes sociales sobre cobros indebidos en la extracción de plasma hiperinmune para pacientes Covid-19.

"El ladrón dará factura de lo que roba", dijo, incómodo por la difusión de imágenes de facturas emitidas por el Banco Regional de Sangre a nombre de la Caja Nacional de Salud (CNS), por Bs 3.200, y de algunos particulares. "Se les está dando la oportunidad de que vayan a gestionar la devolución ante su seguro, como se viene haciendo hace más de 15 años", insistió. 

Según Leigue, los Bs 3.200 son para cubrir el costo del set de aféresis (procedimiento para la extracción del plasma), que lleva bolsas, sensores, mangueras y líquidos especiales que se conectan al paciente y a la máquina y que son descartados tras cada procedimiento.  

"Lo que falta es una gestión de las autoridades de la seguridad social, de las cajas, que por cierto no es poco dinero que manejan. Nosotros somos parte del Seguro Universal de Salud (SUS), a ellos no podemos cobrar, pero si vienen de parte de la seguridad social o de centros privados, lamentablemente tienen que pagar porque la misma ley dice que deben haber convenios establecidos y esos convenios tienen que hacerse desde las cajas, no con nosotros, sino con la Gobernación, porque las cajas son autónomas, tienen recursos y todo lo que corresponde. El 70% de nuestras solicitudes de plasma vienen de la Caja Nacional de Salud y de la Caja Petrolera de Salud, que tienen sus propios bancos de sangre, pero por una razón de humanidad les colaboramos", sostuvo.

Leigue puso de ejemplo a la clínica Niño Jesús, que siendo privada, firmó convenio con el Banco Regional de Sangre. "Deberían gestionar las cajas con el Gobierno porque quienes están pagando los Bs 3.200 son los asegurados y privados que no tienen convenio con nosotros", explicó.

También recordó que se reunió con los anteriores directores de la CNS y de la CPS para establecer convenios y que no obtuvo respuesta alguna. (17 JUN 2020)