Escucha esta nota aquí

Sus padres ya agotaron todos sus ahorros, pero siguen luchando, al igual que su bebé Valentino, su primer hijo. Ahora que gastaron todos los recursos que estaban a su alcance, sus familiares y amigos apelan a la solidaridad de la gente y a la fe en Dios para que el bebé, que nació prematuramente (36 semanas), y con una afección en el corazón, pueda seguir viviendo. 

A Valentino, que nació el 7 de junio, ya le han colocado dos dosis de un medicamento que cuesta $us 1.300; hoy le toca la tercera y, de no presentar mejoría, para el domingo precisaría una nueva medicación que no está disponible en el país. “Estamos tratando de conseguirla en Argentina, pero es complicado por la situación de la pandemia”, señala Alexandra García, la mamá.





Valentino no puede respirar por sí solo y está conectado a una máquina. Además, los padres temen por el riesgo a un contagio por coronavirus. “En la clínica hay muchos pacientes contagiados y solo nos queda rezar y encomendar a Dios que nuestro bebé no se contagie”, dice Alexandra. 

El problema es un ductus en el corazón, es decir, explica la mamá, tiene una arteria demasiado abierta. "Cuando nació, no lloró; no puede respirar", lamentó.   

De no responder a la medicación, el paso a seguir será una cirugía que cuesta entre $us 20.00 a 30.000. “Y no tenemos ya de dónde…”, agrega la mamá, que tiene que buscárselas para conseguir entre Bs 2.000 y 3.000 diarios para medicamentos y exámenes médicos. 


  

Pese a ese panorama (“es una película de terror”, dice la mamá), los padres tienen fe; confían en la solidaridad de la gente y en que su hijo va a mejorar. La pareja, hace un año llegó desde Argentina para radicar en Santa Cruz. Luego de seis años de buscar el embarazo, por fin su primogénito estaba en camino, pero el 7 de junio se adelantó y, además de la afección cardíaca, se combate contra la saturación del sistema médico y el riesgo por el Covid-19

Para cualquier colaboración, la ayuda está siendo canalizada a través de la
cuenta bancaria de la tía de Valentino, Adriana Lucía García Vargas, C.I. 5029695, Banco Nacional de Bolivia (BNB), con el número de cuenta 2502852658.