Escucha esta nota aquí

Una prolongada reunión entre cívicos de Minero, autoridades políticas y la Policía, logró que se otorgue un cuarto intermedio en el bloqueo de la carretera que se inició la madrugada de este martes, exigiendo la renuncia del alcalde Zenón Soto. Los concejales se comprometieron a instalar una sesión extraordinaria para buscar una salida a esta crisis municipal.

La habilitación del paso de los vehículos alivia principalmente a los soyeros, cuyo producto estaba en riesgo al mantenerse bajo el fuerte sol en los camiones varados en la carretera que conecta el norte integrado del departamento.

En la sesión, los concejales deberán debatir acerca de la exigencia de renuncia del alcalde, acusado de varias irregulares y contra quien se planteó una demanda por incumplimiento de deberes porque, supuestamente, hizo abandono de funciones al no presentarse en su oficina desde el pasado 12 de noviembre.

Soto, advirtió que no renunciará porque no existen motivos que lo obliguen a tomar dicha determinación.

En la mañana, cinco de los siete concejales de Minero habían solicitado garantías para ejercer sus funciones porque señalaron que estaban siendo amedrentados, no solo en el Concejo, sino también en sus domicilios.

En la sesión de este martes -que hasta las 19:00 no se iniciaba pese a que la convocatoria era para para las 18:30- participarán como mediadores el subgobernador de la provincia Obispo Santistevan, Francisco Dorado, y el comandante de la Policía del Norte Integrado, Donato Herrera.

Antes de declararse el cuarto intermedio en el bloqueo, en ambos lados de la carretera había más de un centenar de camiones varados y otra cantidad similar de vehículos decidió continuar viaje a través de rutas alternativas.

Comentarios