Escucha esta nota aquí

En un escenario de demandas sociales desde el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental de Santa Cruz  (COED), indicaron que el rebrote y propagación del Covid-19 es inminente, debido a que por distintas circunstancias, miles de personas que están en la vía pública expresando sus ideas no están cumpliendo con las normas de bioseguridad para evitar contraer el coronavirus.

Al respecto, Marisabel Vaca, directora de Salud del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz, sostuvo que a la fecha y para lo que vendrá el comportamiento de la gente será fundamental para poder seguir manteniendo una curva aplanada, por lo que epidemiológicamente se sigue recomendando el uso del barbijo, el distanciamiento físico, el lavado o desinfección de las manos de manera frecuente y que cada actividad autorizada respete los aforos permitidos evitando aglomeraciones.

Vaca precisó que, desde el Gobierno Municipal, semana a semana analizan los datos del avance de la enfermedad para poder tomar cada determinación, a tiempo de indicar que la alcaldesa ha planteado seguir sin parar con la vigilancia comunitaria y el rastrillaje sanitario.

“Nuestro plan Todos por la Vida ya recorrió todas las UV´s de la ciudad y ahora está concentrado en los distritos con mayor probabilidad de contagio, por ello hemos reforzado nuestro sistema de salud de primer y segundo nivel con más personal de salud, equipos y material de bioseguridad para garantizar la atención”, indicó Vaca.

El reporte de Covid-19  correspondiente al 31 de octubre de 2020, que se dio este domingo 1 de noviembre, da cuenta que dicho mes cerró con un acumulado de 43.994 casos confirmados con los últimos 14 registrados, -esto debido a que los fines de semana no trabajan de manera normal los laboratorios-, además de cuatro fallecidos, que hacen un total de 4.332 decesos desde el inicio de la pandemia; de la misma manera, se registraron 16 recuperados, que se suman al ejército de 39.045 pacientes que superaron esta enfermedad.

Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Sedes de la Gobernación, afirmó que existen 64 pacientes en terapia intensiva, de los cuales 54 están entubados a causa de este virus que sigue latente y presente en la población, más aún en estas circunstancias políticas que llevan a las concentraciones de los bloqueos y las visitas a los cementerios por el feriado de Todos Santos, sin cumplir las medidas de bioseguridad.

La autoridad reclamó que hoy, en una inspección rutinaria, ante el movimiento de gente por esta celebración religiosa. Hurtado constató que en los centros de abastecimiento los comerciantes no utilizan barbijos en sus puestos e incluso no implementan las medidas de higiene, ya que muchos hoy estaban vendiendo comidas, como masitas, sin ponerse guantes para manipular los alimentos. 

El agua y los mosquitos

De la misma manera, Hurtado constató que en los cementerios los familiares les colocan agua a los recipientes con flores, convirtiéndose esto en un caldo de cultivo para la multiplicación del mosquito aedes aegypti, principal vector para las enfermedades del dengue, zika y chikungunya.

En este sentido, pidió que el agua sea reemplazada por tierra o por flores naturales, o caso contrario, al retirarse del campo santo que eliminen el agua en su totalidad, y así evitar una propagación de la enfermedad del dengue.