Escucha esta nota aquí

Después de permanecer durante casi tres meses convaleciente, afectado por el enemigo invisible, el Covid-19, el coronel José Enrique Terán, retomó este lunes el  Comando de la Policía de Santa Cruz.

"Mi agradecimiento primero a nuestro creador, a Dios, a mi familia, a mi institución, a todas las iglesias y personas que oraron por mi salud; agradezco a los médicos, a las enfermeras y a las personas que donaron plasma", expresó el jefe policial en su despacho.

Hoy, el coronel Terán fue recibido en el Comando por sus camaradas, por el subcomandante de la Policía, coronel Richard Cordero, y luego participó en el parte diario que se realiza cada mañana. 

Terán estuvo intubado durante casi un mes y, posteriormente, continuó el tratamiento desde su casa. Mientras permanecía ingresado en terapia intensiva, su esposa y sus hijas gemelas también batallaron contra el Covid-19

"Me considero un afortunado y por eso mi gratitud a Dios que me dio una segunda oportunidad para vivir. Esta enfermedad es muy grave, lo viví en carne propia al igual que mi familia", dijo Terán.



El coronel José Enrique Terán, comandante de la Policía de Santa Cruz. Foto: Fuad Landívar

Durante la ausencia del coronel Terán, el coronel René Gómez asumió como comandante interino.

El comandante también lamentó el deceso de los médicos Óscar Urenda y Roberto Tórrez, quienes estuvieron en primera línea en la lucha contra el coronavirus. 

Comentó que el doctor Urenda lo visitó cuando él estaba internado y le dejó el mensaje de que no se deje vencer con el Covid-19.

Asimismo, expresó su apoyo y solidaridad a los policías caídos por el Covid-19. Dijo que hasta el momento hay unos 100 policías afectados por el coronavirus, pero que se recuperan en sus casas o en centros de salud.

Terán iniciará, desde la tarde de hoy, reuniones con autoridades de salud, municipales y de la Gobernación, para coordinar acciones y seguir luchando contra el Covid-19.