Escucha esta nota aquí

A 48 horas del paro nacional indefinido, desde el Comité pro Santa Cruz consideran que la medida de presión se puede frenar si desde el Gobierno hay la suficiente apertura para dialogar, sin exclusiones, con todos los sectores del país.

Ante la consulta sobre si el paro era adecuado en un momento donde la crisis económica aún no se supera y la crisis sanitaria vuelve a golpear, Fernando Larach, primer vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, sostuvo que las medidas de protesta no tendrían curso si el Gobierno se hubiera sentado con todos los sectores a conversar y a negociar las diferentes leyes que se busca poner en vigencia. Las declaraciones las hizo en el programa ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio.

Larach recordó que desde hace 60 días, los indígenas de tierras bajas que llegaron marchando desde Trinidad a Santa Cruz, no son atendidos por las autoridades nacionales. El caso de los avasallamientos (ocupación ilegal de tierras) tampoco fue tomado en cuenta, precisó Larach y comparó que campesinos afines al MAS bloquean un puente y son inmediatamente atendidos por el Gobierno central.

“Para evitar estas medidas de presión, el Gobierno debe escuchar a los que piensan diferente y no solo a los sectores afines al MAS”, dijo Larach.

El cívico también aclaró que en este paro el Comité no está al frente, sino que se suma a los gremialistas, cooperativistas y a otros sectores que sienten vulnerados sus derechos, pues a su criterio en el país hay bolivianos de primera, que son atendidos por el Gobierno, y de segunda y tercera que no son tomados en cuenta.

Para el día del paro, Larach pidió a la población salir a las calles, no acudir a sus trabajos, bloquear y no caer en las provocaciones de los grupos afines al MAS.


Comentarios