Escucha esta nota aquí

Cada mosquito puede depositar entre 200 y 300 huevos por día y, entre siete y diez días, se convierten en insectos adultos y en potenciales transmisores del dengue. Ese es el peligro, por eso, si tenemos llantas y recipientes en desuso que puedan acumular agua, eliminémoslos y evitemos que se conviertan en un atentado para la salud”, recomendó la alcaldesa interina de la ciudad, Angélica Sosa, al momento de solicitar a la población para que haga de la limpieza de criaderos un hábito de vida.

Esta acción no toma ni diez minutos y debe realizarse al menos una vez a la semana porque ese es el tiempo que le lleva al vector convertirse desde una larva en un mosquito adulto.

La hembra es la que transmite la enfermedad y necesita sangre para vivir, por eso puede picar a una o varias personas. Al chupar la sangre de alguien infectado, el virus queda en su saliva y cuando vuelve a picar a otra persona, la contamina. Este insecto puede vivir entre 30 y 45 días y depositar entre 1.000 y 1.500 huevos en este periodo.

La encuesta entomológica, cuyos resultados fueron divulgados a finales de octubre, reveló que el índice de infestación larvaria en la ciudad capital es del 10,28%, es decir, que de 100 viviendas poco más de diez tienen larvas de mosquito.

Para las autoridades sanitarias esto significa que estamos en situación de alerta ante una posible epidemia de dengue, toda vez que los casos positivos han comenzado a repuntar.

Según datos del Servicio Departamental de Salud (Sedes), en lo que va del año ya se han registrado 4.864 casos positivos de la enfermedad en todo el departamento cruceño, además de 15 muertes por esta causa. Santa Cruz de la Sierra es el municipio que concentra la mayor cantidad de los afectados.

Rastrillaje

Ante esta situación, el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra ha puesto en marcha un plan integral de rastrillaje casa por casa, a fin de detectar a personas con síntomas de dengue, siguiendo la misma modalidad que se hizo para captar pacientes con coronavirus.

El plan que se inició hace algunos días en el Distrito 10 llegará a los 15 distritos de la capital cruceña. Son 138 brigadistas que están visitando los hogares cruceños para dar consultas médicas y administrar tratamientos gratuitos, en caso de que una persona presente los síntomas. Estas brigadas, de forma paralela, seguirán diagnosticando casos de Covid-19.

Esta actividad está acompañada con campañas de educación, con el objetivo de enseñar a la población a realizar la destrucción de los criaderos domiciliarios de mosquitos.

La alcaldesa Sosa explicó que el plan se pone en marcha luego de que la encuesta entomológica, realizada antes de la temporada de lluvia, mostrara que existe un riesgo de epidemia, considerando que los parámetros internacionales establecen un índice de infestación larvaria menor a 5%, como límite aceptable.

La encuesta entomológica para conocer la infestación larvaria se realizó en los 15 distritos de la capital cruceña (12 urbanos y tres periurbanos), abarcando 300 unidades vecinales, 1.541 manzanos, y 3.190 viviendas, de las cuales 328 dieron positivo a la presencia de larvas del Aedes aegypti (10,28%).

El estudio determinó que las zonas que tienen un mayor riesgo son: Paurito, con 23,81%; el Distrito Municipal 9, con 14,41%; el Palmar del Oratorio, con 14, 10%; el DM-6, con 13,78%; y Montero Hoyos, con 13,54%.

Otros males

El Aedes aegypti también transmite el zika y chikunguña. De acuerdo con el Sedes, en lo que va del año se han registrado 33 casos positivos de chikunguña y siete de zika.