Escucha esta nota aquí


La lluvia que cayó en los últimos días sobre Camiri permitió aplacar el incendio forestal que había en la serranía de Sararenda y que mantenía preocupadas a las autoridades locales. 

Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, dijo que las lluvias también alcanzaron a los municipios de Gutiérrez, Charagua y Cabezas, aunque en este último las precipitaciones no fueron tan significativas, pero permitieron aplacar gran parte del fuego que había en esta zona. 

En los Valles Cruceños, las lluvias tampoco fueron intensas; sin embargo, Alpire explicó que son altas las probabilidades de nuevas precipitaciones este jueves y viernes.

“Esperamos que estas lluvias se concreten para que no solo se aplaquen los incendios que todavía persisten, sino también para que el productor pueda preparar la siembra de frutas y hortalizas”, señaló Alpire.

También llovió en gran parte de la Chiquitania. En Roboré, por ejemplo, se registraron 55 milímetros; en Puerto Suárez, 35 milímetros; y en Santiago de Chiquitos, 39 milímetros.

Donde hubo gran incidencia de lluvia fue en los municipios del norte integrado como Buena Vista, San Carlos, Yapacaní, Santa Rosa y Montero.

Desde la Gobernación de Santa Cruz prevén que la época de sequía y de incendios está ingresando en una fase final gracias a las lluvias que se están registrando en gran parte del departamento cruceño

“Estamos en condiciones de prever que las lluvias continuarán en el departamento, entre hoy y mañana

De acuerdo al reporte del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif), Santa Cruz se encuentra en riesgo medio, lo que  hace prever que la época de sequía e incendios está en una fase final.