Escucha esta nota aquí

Se reactivó el fuego dentro de la reserva municipal de Copaibo, en Concepción. Este es el incendio que lleva más tiempo activo en el departamento cruceño, porque en una semana se cumplen tres meses desde que empezó. En el lugar aún trabaja un contingente de soldados y la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) enviará maquinaria, principalmente cisternas.

De acuerdo a las proyecciones de la Alcaldía de Concepción, se calcula que en esta reserva se consumieron 120.000 hectáreas, desde el pasado 10 de agosto cuando se reportó el fuego. El director nacional de la ABT, Víctor Áñez, lamentó que pese a los esfuerzos siga ardiendo la zona.

Otro incendio que generó preocupación en los últimos días es el que afectó al parque nacional Kaa Iya. Según el reporte del personal, el fuego ya fue controlado y se está en proceso de liquidación. En la actualidad hay 20 personas para este trabajo. El martes, luego de más de un mes de actividades un grupo de seis guardaparques se retiró a descansar, pero dentro de cuatro días volverán para hacer el relevo de sus compañeros.

El jefe de Protección del parque, Rober Salvatierra, señaló que, desde el 18 de octubre el fuego ingresó al parque por dos zonas y se estima que a la fecha se consumieron cerca de 100 hectáreas.

“Estamos en proceso de liquidación, pero hay bastante combustible y el clima (hay fuertes vientos) no ayuda. Hay riesgo latente de que se reactive”, remarcó.

En la zona trabajó el fin de semana el helicóptero Chinook. Fue su última operación en el país.

El tercer incendio de mayor magnitud en el departamento está en el municipio de Cabezas. Este afecta a una zona conocida como Camba muerto, que corresponde a Abapó, hasta el fin de semana en el lugar solo trabajaban comunarios. Ayer se envió personal y maquinaria.

Reporte

En el último reporte del martes de la ABT se registraban 22 incendios activos, todos en Santa Cruz. Del total, 13 se reactivaron. Los incendios están distribuidos en San Ignacio, Concepción, El Puente y Cabezas. Este año los incendios afectaron a 1.925.000 hectáreas en el país.