Escucha esta nota aquí

Las lluvias que han comenzado a caer desde el fin de semana en algunas zonas afectadas por el fuego han traído esperanza a los pobladores, que esperan que un regalo del cielo aplaque el ‘infierno’ que se vive en 10 municipios cruceños, a causa de los incendios.

El agüacero caído el domingo en San Miguel de Velasco logró liquidar los incendios en dicho municipio, mientras que la lluvia en Puerto Suárez logró controlar las llamas en Otuquis. Ahora se trabajará en la liquidación del fuego.

“Continúan todavía activos los incendios en diez municipios. Si bien hubo precipitaciones el fin de semana, solo llovió de forma significativa en San Miguel.

Hemos tenido lluvias parciales en Roboré, en San Ignacio de Velasco y en Charagua, pero, por responsabilidad, no podemos hablar de liquidación del fuego mientras no pasen las 24 horas”, manifestó ayer, por la mañana, la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin.

Por la tarde, llovió en la zona norte del parque nacional Otuquis y el fuego fue controlado. Los satélites del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif) mostraban ayer, por la mañana, incendios en diez municipios, de los cuales algunos están activos desde inicio de mes (ver infografía).

“No podemos descuidarnos. Los incendios deben ser liquidados en tierra y el personal debe seguir trabajando. Si un incendio no es liquidado, las consecuencias pueden ser lamentables”, expresó Asin./Deisy Ortiz.

 

Tags

Comentarios