Escucha esta nota aquí

El primer lote de vacunas Sputnik-V de Rusia contra el coronavirus llegará al país entre el 25 y el 31 de enero, según lo confirmó ayer el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.

En este sentido, detalló que primero recibirán 6.000 vacunas y posteriormente, desde el 1 de febrero hasta el 31 de marzo, llegarán 1,7 millones de dosis; y entre abril y mayo, el restante hasta cubrir las 5,2 millones de dosis que se ha solicitado.

También dijo que están buscando adquirir vacunas de otros laboratorios para garantizar la inmunización, a la brevedad posible, del 100% de la población mayor de 18 años.

Insistió en que el retraso de la llegada de vacunas al país se debe a que se iniciaron las negociaciones de forma tardía con relación a países vecinos, porque comenzaron las gestiones luego que iniciaron la nueva gestión gubernamental. Aunque en reiteradas ocasiones la exministra de Relaciones Exteriores Karen Longaric dijo que sí se gestionó.

El 30 de diciembre de 2020 el presidente Luis Arce concretó la adquisición de 5.200.000 vacunas Sputnik-V de Rusia. La misma que se ocupa en Argentina desde finales del 2020.

Arce señaló que las primeras 6.000 dosis estarán destinadas para la “población más vulnerable y necesitada”. También adelantó que la aplicación será gratuita y totalmente voluntaria.

De forma paralela igual se está gestionando dosis a través del mecanismo Covax.

Al respecto el viceministro Blanco informó que recibieron la comunicación de que un grupo pequeño de vacunas Pfizer podrían ser distribuidas entre los países en desarrollo, por lo que se aguarda conocer la fecha y la cantidad que le tocará a Bolivia, la proyección del gobierno es que sea en el primer trimestre de este año. Estas últimas vacunas son las que ya se están aplicando en Estados Unidos.

Por otro lado, el viceministro denunció que hay una campaña de desinformación que se hace, según él, con fines políticos. Indicó que Bolivia ha pagado un precio superior al cancelado por la Unión Europea y dijo que las características de cada una de las vacunas hacen variar el costo.

“Quiero garantizar la transparencia en la suscripción del contrato para la adquisición de vacunas. En el caso de las vacunas Sputnik V, el Estado boliviano adquirió las vacunas por compra directamente del Fondo Ruso de Inversión, no existe un intermediario. Este precio es un poco inferior a los 10 dólares, tal como está publicado en la página web del Fondo Ruso de Inversión”, remarcó.

Repunte de casos

Este viernes 8 de enero el Ministerio de Salud registró 2.263 personas con resultado positivo al coronavirus, marcando un nuevo récord en el repunte de casos, superando así el pico de la primera ola. Antes el reporte máximo era el 18 de julio del año pasado, con 2.036 casos positivos.

Las ciudades del eje troncal son las más afectadas con el incremento de contagios, pero también en las últimas semanas se han dado repunte de casos en Beni, en Chuquisaca y en Potosí.

Al respecto, el ministro de Salud y Deportes, Édgar Pozo, confirmó que el país enfrenta una segunda ola y “estamos en un nivel alto de contaminación”. Dijo que una probable causa es que ahora se impulsa una política de detección rápida de la enfermedad, porque se han empezado a utilizar pruebas rápidas de antígenos, que permite detectar rápidamente la enfermedad.

Aunque, en la práctica estas pruebas recién se masificaron en La Paz con el funcionamiento de un megacentro, en el caso de Santa Cruz aún no se entregaron a laboratorios de primer nivel.

El ministro destacó que se busca descubrir más casos de coronavirus, lo que permite dar tratamientos más rápido y evitar que el paciente se agrave y llegue a terapia intensiva, como sucedió en los primeros meses de la pandemia en el país, cuando estos servicios se saturaron.

En la actualidad los médicos de la capital cruceña ya reportan saturación del servicio de terapia intensiva.

El ministro dijo que toda institución pública o privada está obligada a hacer cumplir que su personal tenga los mecanismos de protección (barbijo y desinfección de manos).

Adelantó que se reducirán las horas de actividades culturales, deportivas, religiosas, al igual que los centros comerciales, restaurantes, peluquerías y otros.

También dijo que les preocupa que el transporte público no esté guardando las disposiciones de bioseguridad, porque los conductores no pueden circular sin barbijos.

Respecto a la contratación de personal de salud, recordó que se ha instruido a los gobiernos departamentales y municipales que utilicen los fondos remanentes para la contratación.

De igual forma indicó que el Gobierno está disponiendo contratos para los diferentes centros médicos del país, entre ellos el de Montero que se paró por falta de recursos humanos, aunque se prevé habilitarlo el viernes.

Adelantó que en Cochabamba se habilitará la villa Olímpica para el aislamiento de pacientes asintomáticos o con síntomas.

Controles

En el país se lleva adelante el control de precio de medicamentos para evitar la especulación. La Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) ha incrementado los controles. Los operativos también supervisan que el cliente pueda acceder a los remedios más baratos si así lo requiere.

El municipio de Santa Cruz de la Sierra también endureció el control para el cumplimiento de las restricciones. La Policía, el Ejército y funcionarios municipales salen a controlar. Se instalan en diferentes puntos de la ciudad para evitar que la gente transite después de las 22:00, como está determinado por el municipio.

El secretario municipal de Seguridad Ciudadana, Carlos Méndez, dijo que fueron cerrados restaurantes, boliches y tiendas de barrio que excedieron en horario de funcionamiento. Además, se arrestó a cinco personas el viernes.

HAY GENTE QUE INTENTA FALSIFICAR SUS NEGATIVOS

El director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, lamentó que en las últimas semanas identificaron a dos personas que falsificaron certificado de negativo a coronavirus de un laboratorio privado para poder viajar.

Aclaró que fueron arrestadas en el aeropuerto Viru Viru y derivadas, por jurisdicción, a Warnes para que sean procesados por la justicia, aunque el laboratorio afectado finalmente no presentó la denuncia formal.

“Ellos intentaron viajar a Panamá, pero cuándo se identificó la irregularidad, reconocieron que falsificaron el documento, justificando que no tuvieron tiempo para hacerse la prueba”, sostuvo.

El caso se identificó porque los denunciados presentaron una hoja escaneada del certificado, se llamó al laboratorio y se confirmó que no figuraban en los registros.

En cuanto al aeropuerto Viru Viru, el pasado 3 de enero llegó un vuelo humanitario, desde España, pese a que el Gobierno suspendió el ingreso de pasajeros provenientes de Europa e Inglaterra, zonas donde actualmente enfrentan una tercera ola de la pandemia.

Al respecto, Hurtado detalló que dos personas del vuelo dieron positivo a coronavirus en la prueba de control que se hizo al ingreso al país. Aclaró que ambos estaban estables de salud.

Por su parte, el director del Sedes, Marcelo Ríos, cuestionó el ingreso de vuelo bajo cualquier modalidad, debido a que ya están cerradas las fronteras y no deja de ser un riesgo.

Aunque esto es competencia del Ministerio de Obras Públicas, Ríos sugirió que si siguen llegando estos vuelos denominados solidarios, se debería volver a la cuarentena hotelera que había antes, como una barrera de prevención.

El Gobierno nacional suspendió, el pasado 25 de diciembre, la llegada de viajeros procedentes de Europa para evitar el contagio con la cepa detectada en Inglaterra. Esta semana decidió ampliar la restricción hasta el 15 de febrero como medida para intentar frenar el ingreso de la nueva variedad del coronavirus.

En el país no existe la tecnología para identificar qué tipo de cepas de coronavirus circulan en el país, por lo tanto, extreman medidas. En caso de hacer estudios se deben mandar muestras aleatorias a un laboratorio de Atlanta, Estados Unidos.

Comentarios