Escucha esta nota aquí

El lunes 19, cuando el presidente Evo Morales sobrevoló la Chiquitania para comprobar con sus propios ojos la magnitud de los incendios forestales se bajó de la nave y afirmó: “Por ahora siento que no es importante pedir ninguna ayuda a los países vecinos, (...) por ahora no, vamos a desplazar lo que tenemos”.

La primera autoridad afirmó que el país estaba preparado para afrontar la situación y subrayó que la prioridad era la vida humana, por eso había dejado instrucciones de poner un helicóptero para realizar evacuaciones de ser necesario.

Ese lunes 19 afirmó que se había logrado controlar el 70% de las llamas en la zona de Roboré que amenazaba entrar al parque Tucabaca; aunque reconoció que si el viento volcaba al sur, volvería el fuego porque “hay mucha sequía”.

Desde entonces ha habido una suerte de versiones contradictorias. Primero, de que el fuego estaba siendo controlado y dos días después (miércoles 21) el mismí- simo presidente anunció la llegada del Supertanker y la conformación de un gabinete de emergencia ambiental formado por varios ministros que se trasladaron hasta la Chiquitania y que tenían como base de operaciones Roboré.

Cuando la primera -y únicadescarga del Supertanker (el viernes 23) no hizo la diferencia en la lucha contra el fuego en la zona entre Ipiás, Taperas y Pesoé y las llamas se renovaron al día siguiente (sábado 24); la población se volcó hacia la 5ta. Divisón del Ejército frente a la plaza en Roboré, donde está el centro de operaciones, clamando a gritos ayuda internacional.

El pedido también estaba en las redes sociales y se avivó aún más cuando la Gobernación se adhirió al mismo. Gritos, lágrimas cargadas de impotencia, otras de reclamo. Todo junto caló en el imaginario, de la Chiquitania, de Santa Cruz y del país.

Más tarde hubo concentraciones en la plaza principal cruceña, en Sucre, en Cochabamba, Tarija y La Paz. El domingo 25 fue largo.

A primeras horas de la mañana el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, cabeza de este gabinete de emergencia, extendió el dedo acusatorio apuntando a la derecha por provocar un “incendio deliberado” en San Lorenzo.

“El escenario está servido como para que la derecha haga un festín o banquete de mentiras, difamaciones, calumnias o distorsión de la realidad”.

Pese a que el ministro Quintana criticó a la oposición respecto a lo que haría al frente de una situación actual, “lo primero que harían sería extender la mano, pasar el sombrero a la cooperación internacional para que les caiga un plato de lentejas”, a las pocas horas la primera autoridad del país anunciaba que era bienvenida cualquier cooperación.

Antes de que finalice el día el canciller Diego Pary, aseguró que “en ningún momento nos hemos cerrado a recibir el tema de ofertas para apoyar las actividades que se tenían que hacer”. En ese sentido informó que hasta el momento se ha logrado hacer contacto efectivo con Perú que hoy envía dos helicópteros MI 17 para coadyuvar con las tareas del Supertanker.

Cooperación internacional

Organismos de Cooperación Internacional comprometieron ayer al Gobierno nacional la entrega de $us 350.000 para coadyuvar en las tareas de mitigación de los incendios que devastan la Chiquitania.

“Son fondos no reembolsables, hay un fondo de respuesta rápida de hasta $us 200.000 que se puede entregar rápidamente para los primeros impactos y luego viene una sucesión de esquemas de financiamiento que ya habría que ver en la coordinación y los espacios que el propio Gobierno desee dar uso”, afirmó en conferencia de prensa el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Bolivia, Alejandro Melandri.

En la reunión entre los ministros de Planificación y Relaciones Exteriores, Mariana Prado y Diego Pary, respectivamente, con representantes de los Organismos de Cooperación Internacional, la primera declaró: “Vamos a operativizar de la manera más inmediata todos los ofrecimientos de países amigos y de las entidades internacionales que están dispuestas a prestar apoyo a nuestro país”.

A su turno, Mauricio Ramírez, coordinador residente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Bolivia, afirmó que ellos disponen también de un fondo de $us 150.000 que, de igual forma, irán destinados a sumar los esfuerzos para enfrentar la emergencia ambiental por los focos de quemas en territorio nacional.

“Hay apoyo técnico que podemos dar, que es fundamentalmente a las instancias del Estado para el manejo de información, para la gestión de expertos nacionales y extranjeros que les permitan tener una mayor capacidad y precisión de las acciones que se deben asumir y fundamentalmente los pasos a seguir para restablecer y restaurar los medios de vida de las poblaciones afectadas y la biodiversidad”, destacó el representante.

Evaluación de la jornada

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, desde el centro de actividades en Roboré dio cuenta de más de 3.500 personas desplegadas para luchar contra el fuego en toda la Chiquitania, más de 200 vehículos y 12 aeronaves.

El trabajo de ayer se concentró en el parque de Otuquis, donde el Supertanker realizó varias descargas de agua y una en el valle de Tucabaca donde el fuego se había reactivado.

También reconoció que preocupa Charagua, pues ahí el fuego cuesta apagarlo porque se reaviva, pero no hay comunidades comprometidas.

Entre hoy y mañana el Supertanker trabajará allí. A su vez la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, confirmó que “se está coordinando para contar con el asesoramiento de especialistas de Canadá, España y Estados Unidos sobre incendios”.

Complementó que Argentina está colaborando con los Cascos Blancos, expertos en diseño y ejecución de procedimientos de asistencia humanitaria internacional.

Tags

Comentarios