Escucha esta nota aquí

Una pequeña acomodada en un sillón en la esquina tiene fiebre, vómito y sangrado de encías, los médicos sospechan de dengue. Su madre Corina Moreno lamenta que después de 24 horas la pequeña sigue internada en un pasillo. “Estamos esperando. Nos dijeron que no hay camas libres”, asegura. Como esta pequeña en la sala de espera del Hospital de Niños, Mario Ortiz hay otros nueve infantes que les dijeron que necesitan internación, pero no hay espacio.

Los pequeños descansan en sillones, solo a uno se le dio una silla de ruedas. La noche del jueves fue crítica, según el reporte. En ese turno se atendió a 102 pacientes en emergencia, a 45 se les indicó que necesitan internación, pero para 10 no hubo espacio. Más de una decena fue diagnosticada con dengue con signos de alarma.

Según los médicos, hace algunas semanas disminuyó la saturación que vienen denunciando desde inicios de año, pero pasado el Carnaval volvió a aumentar la demanda de pacientes. La noche del jueves llegó una paciente con vómito y sangrado de encías. El secretario ejecutivo del Sindicato de Médicos y Ramas Afines (Sirme), Marcelo Terán, contó que se tuvo que retirar a una niña de terapia intensiva y derivarla a cuidados intermedios para poder asistir a la nueva paciente.

“Los médicos estamos como armando piezas de tetrix con los niños. Es lamentable esta realidad”, señala.

También denunció que solo hay un pediatra por turno para atender alrededor de una centena de pacientes que llegan a este servicio en solo media jornada.

Según el informe de este hospital, en el que se detalla edad, enfermedad y fecha de ingreso del paciente, en lo que va del año 22 niños que tenían como diagnóstico dengue con síntomas de alarma fallecieron. “No tenemos respuesta de la parte política. Todos están pensando más en las elecciones que en parar la epidemia de dengue. Los niños se nos mueren y no hacen nada”, lamentó.

En terapia, de las siete camas cuatro están ocupadas por pacientes que tienen dengue.

Las cifras de fallecidos que maneja el Servicio Departamental de Salud (Sedes) es distinta. Se sospecha de 41 fallecidos por este mal en todo Santa Cruz, de estos 17 fueron analizados por el Comité Científico y se confirmó que el dengue fue el causante de la muerte de ocho mientras que de otros nueve se descartó.

El responsable del programa de dengue, Miguel García, explicó que aún se está recabando la información necesaria para que el Comité Científico sea el que emita el informe final.

La noche del jueves también falleció una pequeña en Concepción que tenía síntomas de dengue. García señaló que en el informe preliminar se detalla que la familia de la pequeña solicitó dar de alta a la paciente y se la llevó a su casa, por lo que el caso debe ser investigado.

En las últimas semanas las distintas instancias de gobierno nacional, departamental y municipal se unieron para combatir este mal. Se anunció que se habilitaron más de un centenar de camas en distintos hospitales, pero al hospital de niños todavía no llegan los 75 ítems prometidos.

Casos en el país

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, indicó que a nivel nacional hay una desaceleración de casos nuevos en todos los departamentos por lo que espera que la epidemia se logre controlar en las próximas semanas.

No obstante, en lo que va del año se contabilizan 42.814 personas con diagnóstico clínico de dengue. Hace un par de semanas las autoridades de salud confirmaron que solo se realizarán laboratorios a las personas de grupos vulnerables que lleguen al tercer nivel.

En el caso de Santa Cruz, García igual confirmó que se desaceleró el incremento de casos de dengue. Aunque las cifras siguen siendo altas. Citó que en anteriores semanas aumentaban más de 1.000 casos de dengue cada siete días, aunque en las últimas el incremento semanal es de alrededor de 800. Solo en el departamento se contabilizan 38.000 casos de este mal.

Hace dos semanas se activó el Comando de Operaciones de Emergencias de Salud (COES). En esa ocasión el gobernador, Rubén Costas indicó que incluso se analizaba la posibilidad de una fumigación aérea para lograr frenar la epidemia.

Los otros departamentos con más casos son Beni, Chuquisaca y Tarija, cada uno con menos de 3.000 casos.

Repuntan casos en Camiri

Los municipios con más casos en el departamento, además de la capital cruceña, son La Guardia, Montero, Warnes y Yapacaní. La mayoría de estos municipios ya se declaró en emergencia, lo que le permite destinar recursos para la prevención de la enfermedad y atención de pacientes.

Además, en las últimas semanas hubo un repunte de casos en Camiri, donde al menos hay 150 pacientes.

Hay mingas y piden fumigar

Ayer se realizó una minga en el barrio La Colorada. En estos días en la zona sur se trabajó en 4.990 manzanos. La dirigente vecinal del barrio San Lorenzo de la Colorada, Candi Vacaflor, indicó que debido al incremento de casos en este barrio ya los vecinos organizaron una minga y la repitieron ayer con apoyo de las autoridades. Aunque lamenta que sigue habiendo mosquitos por lo que pide que se priorice la fumigación.



Comentarios