Escucha esta nota aquí

Una larga historia. Miles de pacientes atendidos, recuperados y también algunos que no resistieron. Este es historial del hospital Japonés, que este lunes 15 cumple 35 años y su aniversario lo encuentra con salas saturadas, especialmente en los servicios para pacientes graves, donde las 14 Unidades de Terapia Intensiva (UTI) son insuficientes para atender la demanda de la población.

La infraestructura ahora quedó pequeña y muestra señales de daños, pero no siempre fue así. En 2001 fue declarado como el mejor hospital del país, luego de una evaluación técnica. Ahora el sueño es lograr su ampliación y así aumentar la oferta hospitalaria.

Un drama diario

La falta de camas en UTI hace que se sature el área de observación de Emergencias, donde se ha habilitado un espacio improvisado para atender a pacientes con riesgo de muerte. Son ubicados allí a la espera de que se desocupe una cama en UTI.

Asimismo, el área que antes era la sala de espera ahora funciona como observación, donde hay en pacientes en camillas.

Si falta más espacio, se utiliza también un área que es de triaje”, señala uno de los profesionales del servicio, Nelson Balboa.

Las otras especialidades de Emergencias igualmente están saturadas. “Cirugía muchas veces funciona con el doble de su capacidad y los pacientes deben ocupar ambientes de otras especialidades”, cuenta Balboa.

En Emergencias funcionan cuatro especialidades: ginecología, pediatría, cirugía y medicina interna. “En este servicio se tuvo que habilitar una Unidad de Cuidados Intermedios (UCI), donde los pacientes con cuadros graves esperan un espacio en UTI y cuando no hay espacio en Emergencias lamentablemente los pacientes no son admitidos”, reconoce, la directora del hospital, Neisy Surriabre.

La situación se debe, en parte, porque el área de Internación del hospital tenía hasta 2014 solo seis camas de UTI. El 23 de diciembre de ese año se habilitaron más hasta completar las 14, una cifra que se mantiene siete años después, pese al crecimiento poblacional. 

Nunca hay camas disponibles. Las 14 se mantienen ocupadas todo el tiempo. La población ahora piensa en los domos por la atención que se da a los pacientes con Covid-19, pero las terapias para pacientes que no tienen Covid-19 nunca dejaron de atender”, agrega Surriabre.

La situación para las unidades de terapia infantil es igual de crítica, solo se cuenta con ocho camas pediátrica, de cuales solo seis están disponibles, pues dos son ocupadas hace más de dos años por pacientes crónicos. “Esta cantidad es totalmente insuficiente”, resalta Surriabre.

Hace más de una semana se tenía previsto abrir un área para pediatría Covid, pero tras la inspección del Sedes la idea quedó descartada porque eso significaba restar camas a pacientes pediátricos con otras patologías.

“Este hospital siempre trabaja al 100 por 100 de su capacidad. Las salas de emergencia se convirtieron en espacio de internación lastimosamente. No hay donde más internar a los pacientes que llegan de todas partes”, insiste Surriabre.

El sueño de 200 camas más

El hospital quedó pequeño, porque no se realizaron ampliaciones. La dirección hace años gestiona un proyecto de ampliación, a través de la cooperación japonesa, con lo que se espera aumentar 200 camas más para ampliar la oferta en especialidades, tanto quirúrgicas como clínicas.

Actualmente, el centro dispone de 100 camas. Surriabre explicó que el proyecto sigue en fase de elaboración. Antes de la pandemia se proyectaba ejecutarlo en el espacio donde actualmente funcionan los domos. Sin embargo, está siendo analizado por los técnicos, que en su informe dirán si se puede utilizar este espacio o se debe buscar otro terreno.

Para saber

Fundación

Fue fundado en 1986 como hospital universitario. Actualmente sigue formando médicos en distintas especialidades.


Administración

Hasta 2012 el hospital Japonés fue administrado por la Alcaldía. El 2013 pasa a ser administrado por el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz (Ley de Autonomías y Descentralización, 2010).


Especialidad

Cuando el hospital comenzó a atender ya contaba con las especialidades de pediatría, cirugía pediátrica, cirugía cardiovascular, otorrinolaringología, neurocirugía y traumatología, entre otros.


Personal

En el momento más crítico de la pandemia, el hospital atendió con el 30% de su personal, debido a las bajas por contagios de Covid-19.


Tercer nivel

El departamento de Santa Cruz cuenta con cinco hospitales de tercer nivel: Oncológico, Mario Ortiz, Percy Boland, San Juan de Dios y Japonés.

Comentarios