Escucha esta nota aquí

El diputado Gualberto Arispe, jefe de bancada del MAS, pidió a la Policía y las autoridades esclarecer el asesinato de tres uniformados en el Urubó. Al mismo tiempo, alertó que quien se meta a fondo en este tema puede morir. Expresó su preocupación y pidió no politizar lo ocurrido.

“Hay una preocupación personal, pero entiendo que la población siente  miedo en este momento. Estoy seguro que cualquiera que quisiera hacer una investigación mucho más profunda, corre el riesgo de perder la vida”, señaló Arispe.

El martes por la tarde, durante el feriado de Año Nuevo Aymara, Amazónico y del Chaco, tres policías fueron abatidos a tiros por sujetos armados, según los primeros datos que manejan las autoridades.

El legislador, uno de los políticos próximos a Evo Morales y los productores de coca, señaló que la Fiscalía y la Policía deben actuar con rapidez para establecer las responsabilidades.

Tras ser consultado sobre la posible existencia de un cártel de la droga, Arispe no lo negó, pero insistió en no llevar el caso al escenario del debate político.

“Si se habla de estas personas metidas en el narcotráfico, seguramente que hay indicios con anterioridad (que tiene) la Policía, que se encarga de hacer estas investigaciones. Sobre estos indicios habrá que profundizar la investigación y dar con los responsables de haber acabado con la vida de estos policías”, afirmó el legislador.

Más temprano, Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, líderes de Comunidad Ciudadana y Creemos —las dos fuerzas de oposición con representación parlamentaria— cuestionaron la “permisividad” del Gobierno con el narcotráfico.

El presidente Luis Arce y otras autoridades del Ejecutivo expresaron su pesar por el triple crimen del Urubó, mientras que la Policía se declaró en alerta máxima para dar con los autores del hecho de sangre.

En las filas policiales existe desazón y expresaron al EL DEBER su preocupación por la falta de equipamiento para enfrentar al crimen organizado. Aún no existe ningún detenido y hay varias versiones sobre este suceso.

Arispe, uno de los legisladores más críticos del alto mando policial y del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, anticipó que el Legislativo pedirá informes necesarios sobre este caso.

Comentarios