Escucha esta nota aquí

El MAS en Santa Cruz se rearticula y anticipa que Evo Morales, será una figura importante en el partido de Gobierno. Sin embargo, aseguraron que no habrá sumisión al expresidente, que renunció en 2019, tras una revuelta social.

Jerjes Mercado, diputado por el MAS en Santa Cruz, informó que el exjefe de Estado fue invitado a una reunión de coordinación del partido que se realizará en la sede de los campesinos en esta ciudad. Pero hasta el momento, Morales no confirmó su asistencia.

En este encuentro participarán ministros cruceños, que integran el Gabinete del presidente Arce y todos los parlamentarios masistas de la región, que, según Mercado, será coordinación política.

“Se la ha invitado al presidente del partido, Evo Morales, no tenemos confirmación de él. Pero en esa línea de coordinar con él, pero sin ningún tipo de sumisión. Hay que remarcar que nosotros hemos votado por Lucho Arce y David Choquehuanca y ellos están conduciendo  el Estado”, dijo.

Luego el legislador, sostuvo que, a diferencia de la gestión de Morales, el MAS está renovado, todos los actores son nuevos.

“Los diputados y ministros, son gente nueva, y algunos los que estuvimos antes, pero fuimos marginados en el último tiempo”, dijo el asambleísta.



Bonos

Por otro lado, Mercado, informó que el nuevo gobierno comenzó con pie derecho al lanzar el bono contra el hambre. Y dijo que desde la Asamblea Legislativa se trabajará en la forma de que los recursos, que se distribuirán sean usados para comprar productos nacionales.

“El bono va llegar a las familias. También estamos ayudando a los sectores productivos”, dijo.

Exministros Murillo y López

Consultado sobre la presunta fuga de los exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López, dijo que deberían dar la cara y someterse a la justicia.

“Murillo y López no deberían haber salido, no es persecución, hubo delitos de lesa humanidad, y deben ser procesados”, dijo.

Cabe recordar que la antigua Asamblea, con mayoría masista, aprobó un juicio de responsabilidades contra las ex autoridades de Estado, a quienes acusan de ser los responsables de las muertes en Sacaba y Senkata, luego de un enfrentamiento entre efectivos del orden y grupos que rechazaban la renuncia del expresidente Evo Morales.