Escucha esta nota aquí


Las peleas al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS) salen a la calle. Ayer, un grupo de militantes bloqueó en Tiquipaya (carretera antigua a Cochabamba) y se decidió instalar piquetes de huelga a las puertas del Tribunal Electoral Departamental en rechazo a las listas de candidatos entregadas por sus delegados la noche del 28 de diciembre. 


Además, un ampliado de las organizaciones de base del partido en función de Gobierno decidió acudir a Evo Morales, presidente del partido, para que reponga el orden en las listas cruceñas. 


Una muestra del descontrol que reinó en el MAS en la inscripción de candidaturas es que por primera vez el partido oficialista no presentó una plancha completa, sino que inscribió solo seis candidatos al Concejo Municipal y cuatro para asambleístas departamentales por población. Así lo revela Carlos Plaza, presidente de la dirección urbana del MAS.


Ayer se tenía prevista una reunión vía teleconferencia entre Evo Morales y la dirigencia local, pero no se pudo dar porque, según Plaza, el encargado de inscribir las candidaturas no aparece. Ese es Henry Zeballos, hermano de Johnny Zeballos, concejal suplente que fue inscrito como candidato a asambleísta departamental en la franja de seguridad.


A la huelga de hambre en el TED, los masistas sumarán bloqueos de caminos en Montero, Concepción y la carretera antigua a Cochabamba. No culpan de estas listas a sus principales candidatos, Mario Cronenbold y Adriana Salvatierra, sino a Gerardo García, vicepresidente del MAS, y a Juan Guzmán, presidente departamental. 


El sábado anterior, en Lauca Ñ, una reunión entre la dirigencia departamental y Evo Morales terminó en un acuerdo general que selló las candidaturas de Cronenbold y Salvatierra, pero además en que se respetaría los consensos alcanzados por las provincias y área urbana.


Según Plaza, García y Guzmán cambiaron las listas consensuadas poco antes de medianoche a tal punto que hay municipios, como Porongo, en los que la lista de inscritos no coincide en nada con lo que se había consensuado. Se llamó a García para tener su versión, pero no contestó las llamadas.


Otro de los puntos de molestia está dado por la llamada franja de seguridad del Concejo cruceño y Asamblea Departamental. El desconcierto es tal que no conocen a su primera candidata a asambleísta, Rosmery Espinoza Iriarte. Por los datos encontrados, se trata de una vecina de San Julián.


Tampoco hay acuerdo con el regreso de José Quiroz al Concejo, menos aún como candidato a primer concejal. Plaza acusa a Quiroz de haberse alejado del MAS, de haber tenido 500 funcionarios en la administración de Percy Fernández, a tal punto de haber hecho campaña por él. También detecta otro exfuncionario municipal en sus listas. Se trata de Omar Andrés Araníbar Chávez, que fue vinculado al SER y con cobros irregulares en años anteriores.


Según Plaza, el lunes se llevará a cabo un ampliado del MAS y si no se logra cambiar las listas para ese momento, se decidirá no hacer campaña y comenzar a ubicar a sus bases en la administración pública nacional.










Militantes del MAS en Montero, del Plan Tres Mil y de otras zonas protestaron este jueves fuera del TED Santa Cruz/Fotos: Juan Carlos Torrejón

 

Camacho y Sosa


Mientras el acuerdo entre Creemos y Demócratas se mantuvo en reserva y se ha hecho efectivo en la inclusión de militantes del partido verde en la lista de candidatos a asambleístas que acompañan a Luis Fernando Camacho; el convenio entre la alianza que quedó tercera en las elecciones generales y Santa Cruz Para Todos, se presentó ayer en sociedad, con Angélica Sosa y Camacho levantándose las manos.


Pese al acuerdo y al acto, Camacho aclaró que no significaba un apoyo de su parte a la alcaldesa interina. “La carrera al municipio es un proceso que cuenta con proyectos interesantes y la ciudadanía tendrá que elegir entre cuál frente escoger. Nosotros, por una cuestión ética, no podemos apoyar a un candidato en concreto”, dijo Camacho en el acto. 


El excívico es el candidato respaldado por siete fuerzas políticas: Creemos, NPC, PAN-BOL, PDC, Demócratas, SPT y Comunidad Ciudadana. De éstas, solo Demócratas, Creemos y SPT tienen estructura en todo el departamento o la ciudad capital.

Sosa explicó que, como parte del aporte a la unidad, SPT no presentó candidato a la Gobernación, aunque sí postulantes a una docena de alcaldías de provincia.


En la negociación del acuerdo con Demócratas, según Vladimir Peña, se consultó si Rubén Costas podía ser candidato a alcalde y desde Creemos le respondieron que ese sería un impedimento. Luego, el gobernador aseguró que nunca estuvo en sus planes ser candidato a suceder a su amigo Percy Fernández.

 




Comentarios