Escucha esta nota aquí

Paulino Camacho Vedia, uno de los sujetos armados que participaron en el violento secuestro a 17 personas en Las Londras, busca quedar libre en una audiencia virtual de apelación que se desarrollará a las 15:00 de este viernes. Para las víctimas y la Policía el sindicado es el más peligroso de los acusados del hecho violento.

La defensa legal del acusado busca desvirtuar los riesgos procesales: de fuga y obstaculización, por los cuales el juez de Guarayos Roberto Cruz Hurtado Roca ordenó su detención preventiva en Palmasola el pasado 13 de febrero.

El detenido está siendo procesado por los delitos de tentativa de homicidio, lesiones graves y leves, privación de libertad, robo agravado, tenencia, porte o portación ilícita de arma de fuego y amenazas, al igual que Hebert Sixto Canaza Sacaca, quien es el segundo detenido por el caso Londras.

Raquel Guerrero, abogada de los periodistas secuestrados, indicó que fue notificada esta tarde para la audiencia de mañana. Informó que será el mismo juez Hurtado, quien desarrollará la audiencia de apelación.

Para la jurista, no existe argumentos para que Paulino Camacho quede en libertad, puesto que fue identificado gracias a una filmación de uno de los seis periodistas secuestrados el pasado 28 de octubre en la propiedad privada del municipio de El Puente. En ese video se lo observa con una gorra, una camisa azul y un rifle en sus manos, con el cual encañonó a las víctimas.

“El aprehendido es el que apunta con el arma de fuego al periodista Percy Suárez, de ATB, para quitarle su cámara y así evitar que siga grabando a sus cómplices cuando realizaban disparos a las camionetas en las cuales se transportaron las víctimas”, comentó la abogada de los periodistas, Raquel Guerrero, en contacto con EL DEBER.

Escapó a tiros de la Policía

A raíz de esa filmación la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) logró identificar a Paulino Camacho y la Fiscalía emitió un mandamiento en su contra el 3 de noviembre del año pasado. El 24 de ese mismo mes, los agentes policiales realizaron un operativo en San Julián para dar con la captura de los implicados en el secuestro en Las Londras y el único en ser detenido fue Sixto Canaza, quien se encuentra recluido de manera preventiva en Palmasola.

En esa ocasión Paulino fue enmanillado por los efectivos policiales, pero de manera “inexplicable” logró zafarse. Según el reporte de los policías, el sindicado, al darse cuenta que lo buscaban, abordó su vagoneta Toyota Rav4 y en su fuga por poco atropelló al fiscal Roberto Ruiz y a los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Incluso colisionó a los vehículos policiales para escapar. Pero, lo más alarmante, fue que realizó disparos al aire y contra los motorizados de los efectivos.

“La información que tenemos por parte de los mismos fiscales asignados al caso es que fueron amedrentados, se habrían hecho disparos al aire y recibido (proyectiles) sus motorizados. Estos disparos fueron (realizados) por parte de las personas que lograron escapar (…) Paulino es el nombre de uno de los que realizó los disparos”, explicó Róger Mariaca, fiscal departamental de Santa Cruz, en aquella oportunidad.

Horas después, Paulino Camacho, aprovechando su dirigencia campesina, comandó a un grupo de vecinos para privar de libertad y encerrar en una celda a un sargento de la Policía Caminera y al coronel Nicanor Corcuy, comandante de San Julián.

Paulino Camacho fue detenido el 11 de marzo cerca la terminal Bimodal

El grupo liderado por Paulino exigía la liberación de Sixto Canaza y que cesen los operativos de aprehensión para liberar a los dos policías que fueron encerrados en una comisaría. Sobre este hecho, el coronel Corcuy elevó un informe al Comando de la Policía de Santa Cruz en el cual señala a Paulino como el cabecilla de los sucesos y lo describe como una persona reacia a negociar, pues se mostraba altanero.

Al no conseguir lo que pidió, Paulino decidió dar una conferencia de prensa la tarde del 24 de noviembre del año pasado para denunciar que fue víctima de abuso policíal e indicar que lo "intentaron detener por la fuerza" sin mostrarle un mandamiento de aprehensión en su contra.

“Me sorprendieron, intentaron llevarme por la fuerza. Está por investigarse si esa actuación es algo legal, si realmente estaba con orden de aprehensión o no, porque usted sabe (le dice al periodista) que los medios siempre hablan (del caso), pero nunca sacan mi nombre”, señaló en esa ocasión.

Tras estos antecedentes, la abogada Raquel Guerrero comentó que Paulino Camacho es incluso más peligroso que Sixto Canaza, pues señaló que fue la persona que se mostró más agresiva con las 17 víctimas (seis periodistas, tres policías y ocho civiles) durante el secuestro registrado el pasado 28 de octubre de 2021.



Comentarios