Escucha esta nota aquí

Luego de los últimos sucesos de intervención en la Cooperativa Saguapac, citaciones a declarar a Rómulo Calvo y de las imputaciones a tres autoridades y un dirigente del transporte en Tarija, el Comité pro Santa Cruz convocó una marcha en defensa de la institucionalidad y de la democracia.

La caminata partió de la plaza del Estudiante ayer y finalizó en el atrio de la Basílica Menor de San Lorenzo (Catedral), con un solo discurso, el del líder cívico Rómulo Calvo.

Desde la improvisada testera, Calvo desafió al Gobierno. “Nos reunimos para expresar nuestro repudio ante el ataque a la institucionalidad cruceña en general, a nuestras cooperativas de servicios públicos y al Comité pro Santa Cruz, en particular. Queremos recordar al país que estas instituciones fueron creadas en Santa Cruz ante la total ausencia de un Estado que no cumplió con sus obligaciones más elementales con nuestro pueblo”, dijo.

El líder cívico, además, llamó a preservar, por encima de todo, la institucionalidad de las cooperativas, libres de injerencia y manoseo político. Dijo que con las cooperativas en manos del MAS, el pueblo cruceño se convertiría en un rehén de este partido, pues dependería de él para obtener agua potable, energía eléctrica, telefonía e internet.

Estos servicios fundamentales serían utilizados para castigar a opositores y premiar a militantes, doblegando al pueblo cruceño”, aseveró, además agregando que empresa que toca el Gobierno, ha quedado en quiebra.

Para Calvo, el modelo cooperativo cruceño estorba a un proyecto totalitario. Dijo que por eso existe un plan macabro para aniquilarlo, y que el objetivo es estatizar las cooperativas en un golpe “cizañero”.

Persecución
Rómulo Calvo también se refirió a que la ciudadanía está frente a un Gobierno con su legitimidad fuertemente cuestionada, que no respeta la democracia, y que está desatando una persecución política contra todos los que piensan diferente.

Denunció los atropellos contra el pueblo tarijeño, contra sus líderes a los que se le inició una “cacería judicial, pretendiendo criminalizar la protesta”. El cívico manifestó que Santa Cruz está con los tarijeños, y que la población permanece en alerta para emprender una lucha conjunta de defensa de la libertad y la democracia.

El gobernador Luis Fernando Camacho alcanzó a la caravana antes de su llegada a la plaza, no intervino en la testera, pero atendió a los medios, dijo que acudió como ciudadano y socio de las cooperativas, que son un modelo para Bolivia y el mundo.

“El centralismo no nos regaló nada. El masismo quiere ver a nuestro pueblo de rodillas, quiere tomar nuestras cooperativas, mellar lo que nos ha costado a los cruceños, y las haremos respetar”, advirtió.

El gran ausente
El alcalde Jhonny Fernández no acudió a la marcha y fue aludido como ‘masista’ por su ausencia.

Reunión en febrero
Rómulo Calvo adelantó que a inicios de febrero se reunirá con todas las federaciones, para evaluar medidas a tomar en bloque nacional y en “unidad”, a fin de evitar la aprobación de leyes que van en desmedro de la democracia.

Cotas
La única mención a la telefónica fue sobre su creación, pero no se abordó la situación de funcionarios impagos.

Participaron
Gremiales, activistas, profesionales, provincias, Fejuve, entre otras instituciones.

Comentarios