Escucha esta nota aquí

Este fin de semana el paro indefinido en el país continuará, por determinación de los sectores sociales que exigen la anulación total de la Ley 1386 contra Legitimación de Ganancias Ilícitas. Los mercados no abrirán y los puntos de bloqueos serán reforzados, además de que se acordó no asistir a la reunión convocada por el Gobierno.

El presidente del comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, informó que este sábado Bolivia ingresa a su sexto día de paro continuo, por lo que pidió a la población mantenerse firme con esta medida hasta lograr la abrogación de la ley.

“Hemos podido conseguir que toda Bolivia se una en una sola voz. Aquí no se negocia nada, si no hay abrogación. Es una batalla ganada por todos ustedes, con el sacrificio, con el calor, con el hambre, dejando sus casas y sus hijos momentáneamente, pero por una lucha importante que va a mantener a Bolivia unida”, comentó.


Calvo pidió a la población mantenerse con fortaleza como si fuera el primer día y recordó que este fin de semana no habrá reabastecimiento. Además, indicó que esta noche no brindará un informe de evaluación del paro, como en los anteriores cinco días.

“Vamos a estar en Montero y Portachuelo, porque allá van a demostrarle al Gobierno la fuerza del agro cruceño (…) También hay empresas descentralizadas que están apoyando la medida como la Coordinadora Departamental de Salud, que ahora nos visitó en el Comité”, indicó.

Sin diálogo con el Gobierno

Ayer los gremialistas y transportistas se reunieron en el Magisterio Urbano en Cochabamba y definieron que no habrá diálogo con el Gobierno sin la abrogación de la Ley 1386 contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

El secretario ejecutivo de los Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, leyó las conclusiones del ampliado tras dos horas de intenso debate, que incorporó la valoración de los transportistas y de dirigentes del Magisterio.

"Estamos resolviendo que el Gobierno anule la Ley y hemos resuelto continuar con el paro movilizado que es indefinido", afirmó Figueroa. Además, denunció que militantes del MAS "están siendo trasladados del Chapare a Cochabamba", precisamente el día en el que el Gobierno los convocó a dialogar, y señaló que eso no fue aceptado por las bases.

Comentarios