Escucha esta nota aquí

Esta mañana, los barbijos no logran esconder las sonrisas de los 51 artesanos de la Unión de Artesanos Cruceños(Unarcruz) que venden sus trabajos en el Paseo de La Recova, ubicado entre las calles Libertad y Florida, a escasos pasos de la plaza 24 de Septiembre. Desde aquel lejano mes de marzo, las casetas permanecieron cerradas y las artesanías guardadas; sin embargo, desde hoy están abiertas al público.

Son más de cinco meses sin mostrar sus trabajos por la pandemia. Entre medio, una noche de desesperación como la del 20 de abril, cuando un incendio arrasó con 7 casetas y dañó parcialmente una más. Pero eso, como dice Consuelo Saavedra Ribera, "ya pasó".​

Saavedra está agradecida porque hoy vuelve a abrir su caseta. Junto a sus compañeros, tiene listas sus obras en madera, cuero, tejido, cerámica y platería para atrapar la atención de los visitantes y, ojalá, cerrar la compra.

La reapertura del Paseo de La Recova tiene sabor a fiesta típica. Desde las 10:00 de la mañana, la tamborita le pondrá el ritmo mientras se puede degustar la gastronomía tradicional. Entre medio, los juegos 'de antaño' se vuelven presentes para diversión de los asistentes.

El Paseo de La Recova se ha convertido en un punto obligado para turistas extranjeros y para bolivianos que residen en el exterior. El centro artesanal representa la variedad cultural de Santa Cruz con su extensa oferta de artesanía para regalos.

Consuelo Saavedra reconoce que "es un negocio que se alimenta del turismo, tanto de nacionales que retornan o de extranjeros que llevan sus recuerdos". La ausencia de viajeros repercute directamente y por eso "está un poco parada la venta".

Aún así, Saavedra expresa su esperanza que con la reapertura puedan recuperarse como sector. "Tengo fe en Dios que se va a acomodar y llegará la gente", manifiesta. Los agremiados de Unarcruz también ofrecen sus artesanías cada domingo en la Manzana Uno, para acercarse más a la gente.

Son conscientes que no ofrecen "objetos de primera necesidad, pero el cariño y amor de la gente hace que nos colaboren con la compra de un llavero", confía Saavedra.

Para la reapertura del Paseo, los artesanos han dispuesto las medidas de bioseguridad que recomienda el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal. En los puntos de entrada se realizará un control y desinfección de los visitantes. Además, todos utilizarán barbijo durante su recorrido al interior de La Recova.


Artesanía en madera con motivos típicos. Foto: Fuad Landívar.

Un esfuerzo económico

Saavedra considera que "después de cinco meses parados, el sector está castigado por la dificultad económica". Trabajan para reactivar el sector, pero también reclaman comprensión ante algunas deudas que acumulan.

Destaca la  deuda con los servicios como electricidad y agua. "Durante estos meses que no hemos trabajado, la factura asciende a los Bs 10.000 en luz. Y hay otros gastos como seguridad" que afligen a los comerciantes y piden tolerancia.


La cerámica es requerida por los visitantes como recuerdo o adorno para las casas. Foto: Fuad Landívar.

Aniversario del Mercado Nuevo

Los conocedores de la historia de Santa Cruz destacan que el Mercado Nuevo estaba ubicado en el Paseo de La Recova antes de trasladarse a su actual ubicación en la calle Sucre y Cochabamba. Mañana, este centro de abastecimiento celebrará sus 77 años.

​Los festejos se adelantan al día de hoy con una feria gastronómica que aguarda con sus masitas típicas o sus platos variados a los comensales.